El PSC denuncia la subida 'injustificada' de las obras del canal Segarra-Garrigues

Los socialistas dicen que hay poca transparencia en la adjudicación

El Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) ha denunciado la poca transparencia que está demostrando la Generalitat en el proceso de adjudicación del canal Segarra-Garrigues, la mayor infraestructura hidráulica acometida por el Gobierno catalán. El PSC critica además el 'desmesurado' e 'injustificado' aumento experimentado por el presupuesto de las obras, que en tres años ha pasado de 985,6 a 1.544,6 millones de euros.

Este aumento perjudica a los regantes, que tienen que pagar la tercera parte de la obra. Reg Sistema Segarra-Garrigues, empresa de la Generalitat, sacó a licitación el 31 de julio las obras del canal por 1.103 millones de euros. En esta cifra se incluyen las concentraciones parcelarias, las redacciones de los proyectos su ejecución y explotación y el mantenimiento de la red secundaria de riego.

Este canal transformará en regadío más de 70.000 hectáreas de secano de las Garrigues, Noguera, Pla d'Urgell, Segarra, Segrià y Urgell y beneficiará a 70 municipios. La red de regadío debe estar acabada en 10 años.

Los diputados autonómicos socialistas Ramon Vilalta y Marta Camps explicaron ayer que el contrato del siglo no será el de la línea 9 del metro de Barcelona ni el de la línea del AVE, sino el del Segarra-Garrigues, que se convertirá en el mayor contrato adjudicado hasta la fecha en Cataluña.

La Generalitat tiene previsto adjudicar de una tacada a una misma empresa o a una unión temporal de empresas la parte del proyecto que le corresponde. En cambio, en el caso del metro, la obra, con un coste inferior a la del canal leridano, se adjudicó en tres tramos a tres grupos de empresas en los que figuran las principales constructoras españolas.

El adjudicatario del contrato del canal tendrá también la explotación y el mantenimiento de las redes de riego durante 30 años, un periodo que, según los socialistas, es muy elevado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Asimismo, consideran excesivos los 7.200 euros por hectárea que pagarán los regantes, lo cual reduce sus expectativas de rendimiento. 'Una adjudicación así genera derechos y obligaciones e hipoteca a futuros gobiernos, que, para revisar las condiciones del contrato, deberán indemnizar a la empresa adjudicataria', señaló Vilalta. Vilalta acusó al conseller en cap, Artur Mas, de interferir en el proceso de adjudicación del canal, ya que los socialistas tienen conocimiento de que Mas ha tanteado a diferentes constructoras y les ha propuesto crear una unión temporal para poderse adjudicar la obra. El diputado calificó la supuesta intromisión de 'intolerable'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS