Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Bienal de Flamenco arranca con más de 60 espectáculos de los grandes creadores

Los bailaores Manuela Carrasco, Eva Yerbabuena y Javier Barón estrenan en Sevilla

Desde lo más jondo hasta las vanguardias. Todo el flamenco se dará cita en la XII Bienal de Sevilla, que durante 33 días, desde hoy hasta el 6 de octubre, ofrecerá 62 espectáculos. El festival flamenco más importante del mundo quiere llegar a 100.000 espectadores y para ello cuenta con lo más granado: Chocolate, Tomatito, Vicente Amigo, Moraíto, Cristina Hoyos, Morente... A La Paquera, Bernarda de Utrera y La Macanita les toca romper hoy el hielo en el Real Alcázar. En el baile destacan las apuestas de Manuela Carrasco, Eva Yerbabuena, Sara Baras, Canales y Barón.

MÁS INFORMACIÓN

Apertura, modernidad, heterodoxia y clasicismo: todas las tendencias tendrán su sitio en esta XII bienal, que ofrece un cartel difícilmente mejorable, cargado de figuras del toque, el cante y el baile. Su director, Manuel Herrera, cree que 'la Bienal debe ser el referente real de lo que ocurre en el mundo del flamenco', y parece que este año lo va a ser. Un buen ejemplo de su espíritu de apertura es La voz del silencio, nueva producción de la bailaora Eva Yerbabuena. El montaje, que se estrenará el 3 de octubre en el teatro Central, pone tres lenguajes distintos, el flamenco, la danza contemporánea y el teatro, al servicio de una historia.

'Cuando voy del camerino al escenario es como si entrara en coma, no sé ni en lo que pienso. Ese mundo irreal en el que a veces vivimos los artistas fue el germen de La voz del silencio. Es una historia de amor que sucede en un mundo irreal, cuando una mujer entra en coma después de un accidente', comenta la bailaora, que se enfrenta a su tercera producción -la primera fue Eva en 1998- con el Premio Nacional de Danza bajo el brazo. 'No estamos haciendo fusión, yo no me olvido de lo que soy, pero me encanta la danza contemporánea y el teatro; así que los tres lenguajes conviven', explica la bailaora y coreógrafa, que, como en su anterior producción, cuenta con la dirección de escena de Hansel Cereza. En el reparto de La voz del silencio, producida por la Consejería de Cultura andaluza, figuran el ex bailarín de la Compañía Nacional de Danza Patrick de Bana, el actor Juan Navarro y el guitarrista y compositor Paco Jarana.

Cierta provocación

'La escenografía tiene una fuerte dosis de impacto y cierta provocación. Hemos tratado de innovar con la técnica, haciendo que el suelo entero del escenario se eleve o introduciendo una escultura cilíndrica de cristal y agua', comenta Cerezo, que, como el resto de la compañía, pasa agosto encerrado en el teatro Central de Sevilla.

En Dime, otro de los estrenos más esperados de la bienal, que podrá verse el 9 de septiembre en el teatro Central, un grupo de artistas decide ir a la Huerta de San Vicente y 'echar un rato' con Federico García Lorca. A la improvisada fiesta están invitados el bailaor y coreógrafo Javier Barón, los cantaores Diego Carrasco y Juan José Amador, el percusionista Manuel Soler y el actor José Luis Ortiz Nuevo, entre otros. Por si es necesario poner orden, han contado con Pepa Gamboa (dirección de escena). 'Dime es como colarse en una reunión de amigos que han ido a visitar al poeta una calurosa tarde de verano. Todo es muy sutil y con sentido del humor. Hemos querido presentar un Lorca por alegrías, que no sea a la tremenda', explica Pepa Gamboa. 'Lo que hago es un juego sonoro, una especie de collage a partir de cachitos de versos de Federico en los que figuran números. El resultado es una retahíla caótica', asegura Ortiz Nuevo.

Todo el mundo tiene una ilusión y la de Manuela Carrasco es que Chocolate le cantara por siguiriyas. 'Al fin lo he conseguido. Lo que hemos hecho en Esencias es juntar a gente con pureza y mucha majestad y que todos seamos nosotros mismos', apunta la bailaora, que estrena el 23 de septiembre en el teatro de la Maestranza bajo la dirección de Jesús Quintero. José de la Tomasa y La Negra le cantarán también a la diosa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de septiembre de 2002