Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los musulmanes sugieren cambiar 'el fondo épico' de los Moros y Cristianos

La comunidad islámica ha zanjado definitivamente la polémica suscitada en las pasadas fiestas de Moros y Cristianos de Ontinyent -al desfilar 70 personas sobre una alfombra con inscripciones del Corán- con un comunicado conjunto firmado por 28 mezquitas y centros culturales de toda la Comunidad Valenciana en el que se reflexiona sobre lo acontecido, se descarta que hubiera habido intencionalidad ofensiva, se aclaran algunas cuestiones y se sugieren otras. Tras defender la participación por primera vez de la mujer en las populares fiestas, la comunidad islámica señala que les 'cuesta comprender el fondo épico de estas festividades, que podrían enfocarse perfectamente desde el marco enriquecedor y cultural de varios siglos de convivencia pacífica, sustituyendo las batallas bélicas por batallas gastronómicas, folclóricas, filosóficas, literarias...'. Y añade el comunicado: 'El islam siempre ha respetado la libertad de religión, sin ofender ni agredir susceptibilidades'.

La nota está encabezada por un agradecimiento que constata la 'sensibilidad y el respeto mostrado por el pueblo de Ontinyent con la cultura islámica'. Por si hacían falta más aclaraciones, se incide en que la primera frase caligrafiada sobre la citada alfombra decía 'No hay más Dios que Dios'. 'Es una afirmación de adoración a Dios, al mismo Dios que adoran los judíos y los cristianos, por lo que deducimos que la selección de la caligrafía no fue intencionada, ya que no sólo no tiene ningún sentido pisotear el nombre de Dios, sino que sería totalmente irreverente incluso para ellos mismos'.

'Somos conscientes del interés y la curiosidad que despierta nuestra cultura y el islam, y que por desgracia suele ir acompañada de escaso conocimiento o distorsionada información; la caligrafía árabe posee la atracción de la estética, la belleza y el exotismo, pero no se debe jugar con textos sagrados, sean de la religión que sean'. El comunicado concluye invitando a los valencianos a visitar los centros islámicos y subrayando la conveniencia de que se consulte a dicha comunidad en el futuro uso de textos árabes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de septiembre de 2002