Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Útil

Consumo propio

MUCHAS VECES se está tan ocupado trabajando (o no) con el ordenador que se olvida el navegar para descubrir aplicaciones que pueden ayudar a conseguir más rendimiento del ordenador, ganar tiempo o proteger un poco la privacidad. A continuación, alguno de estos programas, que en algún caso pueden llegar a ser realmente imprescindibles.

Mucha gente desconoce que cuando se tira cualquier documento a la papelera de reciclaje y se vacía, este documento no ha sido borrado totalmente del disco. Hasta que ese sector del disco duro no esté ocupado por otra información, el archivo en cuestión seguirá ahí, y en algunos casos, es posible recuperarlo (esto implica también por terceras personas). Para que esta operación no sea posible, se puede utilizar Sure Delete. Es una aplicación que se encarga de eso precisamente, de borrar permanentemente y sin posibilidad de recuperación todos aquellos archivos que se quieren destruir. Un sencillo menú va indicando lo que hay que hacer para eliminar sin rastro la información deseada. Eso sí, desgraciadamente, está en inglés.

Otro pequeño problema es quedarse sin espacio en el disco duro en el momento más inoportuno (Murphy siempre está presente...). Para por lo menos saber de antemano que esto va a ocurrir, se puede utilizar i.Disk. Se trata de una utilidad que calcula el tamaño de todos los directorios (incluyendo subdirectorios) y los muestra de una manera realmente clara. Lógicamente, también informa del espacio total ocupado en el disco. Un menú en forma de árbol hace que la visión de conjunto sea precisa y permite saber dónde está realmente el problema de espacio. No hay que esperar grandes cosas de ella, pero cumple su trabajo.

Una herramienta para usuarios avanzados. Partition resizer es una pequeña utilidad que sirve para redimensionar o mover particiones del disco duro, sin borrar en ningún momento datos almacenados en el disco durante el proceso. Está diseñado para mejorar el programa Fdisk, que solamente permite crear y eliminar particiones. Una cosa sí hay que tener en cuenta: hay que andar con mucho cuidado ya que manipular las particiones de un disco duro puede ser una tarea peligrosa si no se sabe realmente lo que se está haciendo.

Puede trabajar con la mayoría de tipos de partición, incluso con discos de más de 2 terabytes de capacidad. Dispone también de una completa documentación (en inglés) que puede ayudar en algo en estas delicadas operaciones. Se trata de un programa basado en DOS, es gratuito y se puede descargar del supermercado virtual Nonags. Y repetir que antes de hacer nada con esta herramienta hay que tener muy claro lo que se va a hacer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de agosto de 2002