Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El trasvase del Ebro costará 600 millones más de lo previsto

La obra tendrá 87 kilómetros de túneles

Con sus dos ramales, uno de 162 kilómetros hacia Barcelona y otro de 750 kilómetros hasta Almería por la costa, el trasvase del Ebro es el mayor proyecto de transferencia de recursos hídricos que se aborda en Europa. Desviará más de 1.050 hectómetros cúbicos de agua a otros ríos mediterráneos. La tubería que recorrerá los 68 kilómetros de acueducto medirá dos metros de diámetro. Con esta infraestructura será posible bombear 190 hectómetros cúbicos anuales hasta la estación de tratamiento de aguas de Abrera, de donde se suministrará el agua potable al área metropolitana de Barcelona. Otros 315 hectómetros irán al Júcar; 450, al Segura, y 95, a Almería.

El proyecto deja varios tramos sin definir. El recorrido hasta Tarragona y El Vendrell no ofrece obstáculos, ya que el trazado va paralelo a la autopista A-7. A partir de El Vendrell, la tubería cruza la comarca del Penedès y la red del eje Ter-Llobregat. 'En este punto y en otros muchos del proyecto se exponen las distintas alternativas posibles. No podemos dejar cerrado el trazado porque sería ilegal', asegura Pascual Fernández.

Con este mismo criterio se dejan abiertas varias alternativas para el ramal sur, que va del Ebro hasta Almería.

La memoria sólo menciona dos nuevas presas en el recorrido del trasvase: una para regular el río Magro y la de Azorín, en el municipio de La Romana, al sur de Alicante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de julio de 2002