CATALUÑA

La nota media de la prueba de catalán en selectividad no llega a 5

El 87,4% de los alumnos supera el acceso a la Universidad, el 1,8% menos que en 2001

Aunque el 87,4% de los estudiantes ha aprobado la selectividad este año, la nota media de Lengua Catalana y Literatura es de suspenso. De acuerdo con los datos del Departamento de Universidades de los últimos cinco cursos, los bachilleres de este año se han quedado en una media del 4,8 en catalán, bastante lejos del 5,6 del pasado año o el 6,7 de 1999. Claudi Alsina, responsable de la Oficina de Coordinación y Organización de las pruebas, no atribuyó ayer esta calificación negativa a ningún hecho especial, aunque subrayó como posibilidad 'las dificultades del examen o de los textos escogidos'.

Más información

Alsina negó que el suspenso de la nota media pueda deberse al descenso del conocimiento del idioma. En la prueba de Lengua Catalana y Literatura, los estudiantes podían optar entre un texto en valenciano del escritor y narrador Martí Domínguez y otro con lenguaje científico del poeta Enric Casassas. El mismo día del examen, el pasado 17 de junio, varios alumnos ya señalaron que les había parecido 'excesivamente difícil', al tiempo que Maria Antònia Moreu, profesora de catalán que vigilaba el examen en un aula, opinaba que el nivel que se exige en la prueba es cada vez más bajo y manifestaba su preocupación por el paulatino desconocimiento del idioma.

Se da la circunstancia de que, de acuerdo con una muestra elaborada por el Departamento de Universidades a partir de los exámenes de Historia y Biología, la mayoría de los alumnos que se presentaron a las pruebas de selectividad contestó las preguntas del examen en catalán. Sólo el 9,3% de los estudiantes respondió en castellano la prueba de Historia y el 2,3% el de Biología.

En términos generales, el 87,4% de los 26.239 estudiantes que se presentaron a los exámenes de selectividad el pasado mes de junio ha aprobado, lo cual representa 1,8 puntos porcentuales de descenso respecto a los datos del año anterior, y el tercer curso consecutivo en el que el porcentaje disminuye, con una diferencia de más de cuatro puntos con respecto a 1999. Alsina, una vez más, no atribuyó esta bajada a ningún 'hecho concreto, ya que la variación anual es muy pequeña'. Añadió que de estos datos 'no puede deducirse que los estudiantes estén cada vez peor preparados'. La nota media de las pruebas de selectividad de este año es 5,7 entre los aprobados, y los estudiantes tenían una calificación media de expediente de 7, por lo que la media de acceso a la Universidad es del 6,4. Esta es la selectividad de la primera promoción que ha estudiado toda su formación desde la implantación de la LOGSE, desde primaria hasta bachillerato.

Prueba oral

El examen de comprensión oral de lengua extranjera, que este año se instauraba por vez primera y representa el 25% de la nota total de la asignatura, ha sido determinante a la hora del aumento de las calificaciones en esta asignatura, entre otras cosas porque contribuía a subir nota, pero no a bajarla. 'El año que viene también incluiremos de nuevo esta prueba oral, pero quedará por decidir si también podrá bajar las calificaciones', declaró Alsina. Las notas medias más bajas han sido las de las asignaturas de Economía y Organización de empresas, con el 4,4, y Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales, con el 4,6. Las más altas, en Lengua Francesa (7,6) y Fundamentos del Diseño (7,1). De todas las provincias catalanas, los estudiantes de Girona son los que han tenido más aprobados (90,69%), y por comarcas, el Alt Urgell y Pallars Jussà obtuvieron el 100%.

Como ocurrió en años anteriores, el número de alumnos procedentes de centros privados que superan la selectividad es algo superior al de los que provienen de centros públicos. Los estudiantes que quieran revisar las notas podrán hacerlo desde hoy hasta el lunes, y las fechas de matriculación en la Universidad se extienden del 22 al 26 de julio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 03 de julio de 2002.