_
_
_
_
Entrevista:ENOCH ALBERTÍ ROVIRA | Catedrático de Derecho Constitucional

'Los ciudadanos no perciben con claridad cómo actúa la UE'

La Unión Europea tiene entre sus tareas pendientes 'establecer con mayor claridad cuáles son los tipos de competencias que corresponden a la Unión' y 'reforzar los mecanismos que permitan limitar y controlar las competencias comunitarias'. Así lo subrayó ayer en San Sebastián el catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Barcelona Enoch Albertí Rovira (Barcelona, 1958), quien impartió una conferencia sobre La delimitación de competencias entre la Unión y los Estados. La consecución de estos objetivos 'no es fácil', ya que entran en juego 'muchas implicaciones políticas'. 'Repartir o delimitar las competencias quiere decir repartir el poder y, por tanto, estamos tocando hueso', señala Albertí, que participa en la XIII Semana de Derecho Público organizada por los Cursos de Verano de la Universidad del País Vasco, que en esta ocasión aborda La constitucionalización de la Unión Europea.

'La participación directa de las regiones en la UE no distorsiona, sino que favorece la integración'

El catedrático catalán considera que la Unión Europea es 'excesivamente opaca y compleja en su funcionamiento', lo que, en su opinión, deriva en 'un problema de comunicación con los ciudadanos', quienes 'no perciben con claridad cómo actúa, que responsabilidades concretas tiene ni cómo funciona internamente'. Es más, Albertí Rovira afirma que 'los ciudadanos se encuentran en una situación de perplejidad', pues 'notan que la Unión Europea es algo muy importante, que realmente toma decisiones que le afectan', pero 'no saben cómo canalizar su participación en las instituciones comunitarias ni cómo controlar a estas instituciones en su actuación'.

'En el ámbito estatal -continúa-, uno puede exigir responsabilidades a su gobierno a través del mecanismo electoral o de otros', pero, 'en el ámbito comunitario, la gente se siente muy indefensa e insatisfecha', ya que 've esa enorme descompensación entre el alto nivel de decisión que tienen las instancias comunitarias y la poca intervención que el ciudadano puede tener en sus decisiones'. Albertí Rovira considera que esta situación 'aleja a los ciudadanos del proceso comunitario de integración', un problema cuya solución requiere precisamente 'establecer una delimitación de las competencias más clara, transparente y simple'.

La participación directa de las regiones en la Unión Europea forma también parte del debate actual y provoca no pocas discusiones entre el Gobierno central y los ejecutivos de comunidades autónomas como Euskadi o Cataluña. A este respecto, el catedrático catalán no duda: 'El Derecho Comunitario permite la participación regional', algo que se da ya 'sin dificultad alguna' en Alemania, Austria y Bélgica. Y pone como ejemplo que 'durante la presidencia belga, algunos ministros de las regiones presidieron el Consejo de la Unión'.

¿Por qué es entonces un tema polémico en España? 'No ha habido aún un acuerdo entre el Gobierno central y los gobiernos autonómicos sobre cómo puede articularse esa participación'. Pero 'no es un problema técnico, es un problema esencialmente político', responde Albertí Rovira. 'Es un problema de voluntad política, de que el Gobierno central acepte que dicha participación no sólo no distorsiona, sino que favorece la integración' en la Unión Europea, insiste.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

El catedrático de Derecho Constitucional subraya que es 'muy deseable' que se alcance un acuerdo 'cuanto antes', aunque reconoce que, 'hoy por hoy', no ve al Ejecutivo de José María Aznar 'muy favorable' a permitir la participación directa de las regiones en la Unión.

'Mientras tanto, se puede intentar una participación directa en las instituciones comunitarias que no pase por el Estado', indica, para exponer que esta opción pasa, por ejemplo, porque la Comisión Europea se dirija a las propias regiones para consultarles iniciativas que les puedan afectar o porque las comunidades autónomas participen en algunos comités consultivos de la Comisión. 'Pero esta es una vía muy estrecha', puntualiza , para recalcar que el objetivo al que hay que dirigirse es a 'establecer ese gran acuerdo interno para articular la participación con carácter general'.

En cuanto a la posible elaboración de una Constitución europea, Albertí Rovira indica que los tratados vigentes en la actualidad conforman una suerte de constitución 'en sentido amplio'. 'Lo que no existe es un Estado europeo a imagen y semejanza de los estados nacionales. Y, si con la concepción de Constitución europea se entiende ésto, creo que vamos a tardar generaciones en constituir un estado federal europeo', concluye el catedrático catalán.

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_