_
_
_
_

IU propone limitar a dos años la retribución garantizada

Joan Antoni Oltra, portavoz de Esquerra Unida, propuso ayer una fórmula 'razonable y suficiente' para garantizar la dignidad de los presidentes de la Generalitat cuando abandonen el cargo que pasa por fijar una retribución equivalente al 60% de su salario habitual durante los dos años inmediatamente posteriores al final de sus mandatos.

Esquerra Unida solicitó la retirada de la proposición de ley del estatuto de los ex presidentes pactada por populares y socialistas y visada por el Consell el pasado lunes, y que las Cortes tienen previsto aprobar mañana en lectura única, un procedimiento que impide el trámite de enmiendas y reduce el debate del texto a la sesión plenaria.

Oltra denunció el 'sospechoso' procedimiento previsto para aprobar la ley y propuso una nueva negociación 'abierta a todos los grupos'. EU presentó una redacción alternativa del estatuto de los ex presidentes que restringe ligeramente la disponibilidad de un vehículo oficial a las ocasiones en que lo requiera su tarea institucional, reduce a dos años el periodo de carencia en que disfrutarían de un 60% de su salario oficial y establece una cautela: 'Estas contraprestaciones quedarán en suspenso en caso de comportamientos inapropiados o ilícitos ratificados por los tribunales a través de sentencia firme'.

El acuerdo previo entre el PP y el PSPV, al margen de la coalición de izquierdas, complica el futuro de la iniciativa de EU. Pero la propuesta responde a la posición que expresó con notable virulencia hace unos días Gaspar Llamazares, coordinador general de Izquierda Unida, sobre la iniciativa impulsada por los dos partidos mayoritarios en las Cortes Valencianas.

Llamazares calificó el acuerdo como un 'insulto' hacia los votantes de ambos partidos y los ciudadanos en general, sobre todo cuando el Gobierno central se afana por introducir recortes en las prestaciones sociales de los trabajadores y desempleados, y recordó la polémica desatada cuando todos los grupos salvo la coalición de izquierdas quisieron garantizar la jubilación máxima a todos aquellos que hubieran ocupado un escaño durante una legislatura en el Parlamento Vasco. La iniciativa se arrinconó.

Candidez

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Pere Mayor, presidente del Bloc Nacionalista Valencià, también contribuyó a la polémica sobre la proposición de ley pero de forma colateral. Mayor atribuyó a Joan Ignasi Pla, secretario general del PSPV, una notable 'candidez' ante Eduardo Zaplana, presidente de la Generalitat, en el curso de las negociaciones para pactar el estatuto de los ex presidentes. El presidente del Bloc expresó su temor ante las inminentes conversaciones sobre el futuro de la RTVV y solicitó a Pla 'más determinación' para no entregar a Zaplana 'un cheque en blanco' como, a su juicio, ha sucedido en los previos del acuerdo sobre el estatuto de los expresidentes.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_