Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oni impulsa su proyecto ibérico

La operadora portuguesa invertirá 48,27 millones de euros en su filial española Comunitel

La expansión de compañías españolas hacia Portugal tiene también respuesta desde el país vecino. El grupo Oni, el segundo operador luso de telefonía fija, promueve un proyecto empresarial ibérico a través de su compañía Comunitel dedicada a las telecomunicaciones para empresas. La apuesta es seria. Por si hubiera alguna duda, Oni acaba de anunciar la suscripción en su totalidad de una ampliación de capital de Comunitel por 48,27 millones de euros con la emisión de 8.0131.617 acciones. La empresa pasa a tener un capital de 100,83 millones de euros.

El objetivo es reforzar la estructura financiera y apoyar la expansión de la filial española en un momento de fuerte recesión del sector de telecomunicaciones. La empresa filial aumentó el pasado año su cifra de negocios un 95,6%, hasta alcanzar 75,73 millones de euros. En el primer trimestre del año se han alcanzado 28,9 millones, con un incremento del 85% sobre el año anterior. Comunitel ofrece una red propia sobre fibra óptica de más de 150.000 kilómetros que cubre toda la península Ibérica con una tarifa única para los clientes de España y Portugal y un servicio de gestión también unificado. Hoy el mercado portugués de telefonía es la quinta parte del hispano.

El objetivo es reforzar la estructura financiera y apoyar la expansión de la filial española en un momento de fuerte recesión de las 'telecos'

'Pretendemos consolidarnos como la primera alternativa ibérica a los operadores dominantes en el sector porque nos parece que al mercado peninsular hay que considerarlo de una forma global', afirma Antonio Portela, consejero delegado de Comunitel. Según los planes de Oni, su proyecto ibérico alcanzará en 2005, sin contar el desarrollo de los servicios de la tercera generación de móviles UMTS, una cifra de negocios de 725 millones de euros. La inversión acumulada hasta ese momento será de 1.107 millones. Ya en 2002 la inversión prevista se sitúa en los 60 millones de euros. Comunitel se creó hace cuatro años dentro del marco de liberalización del mercado de las telecomunicacio-nes. En su primer año alcanzaron los 10.000 clientes, una cifra que se ha multiplicado por cuatro.

'El mercado español de telefonía no es competitivo. No hay una competencia real. De facto sigue habiendo un monopolio', comenta Antonio Portela al referirse al peso de Telefónica en el sector y las dificultades que afrontan los nuevos operadores en sus intentos de expansión. 'Nos queda la esperanza de la que Administración juegue su papel para liberalizar realmente el mercado y que surja la competencia'. En Portugal funcionan 28 operadores de telefonía fija. Tras la liberalización del mercado, en 2000, los operadores no dominantes controlan el 7,4% del tráfico total.

El grupo Oni está integrado por líderes de la economía portu-guesa que cuentan con experiencia en el mercado español. Se trata de Electricidade de Portugal (EDP), el Banco Comercial Portugués, Galp Energia y Brisa. El Banco Comercial es hoy el primer grupo financiero luso. El pasado año estableció un acuerdo con el Banco Sabadell para lanzar Activo Bank y un portal de negocios. Galp es el grupo responsable de la reestructuración del sector energético en el país vecino en las áreas de petróleo y gas natural. Es la tercera empresa del sector en la Península. Brisa es hoy la segunda empresa europea en la construcción, conservación y explotación en peaje de autopistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de junio de 2002