Crónica:FINAL DE LA NBA | BALONCESTO
Crónica
Texto informativo con interpretación

Los Lakers, por la vía rápida

El equipo de Los Ángeles, con Shaquille O'Neal imparable, acaban por 4-0 con los Nets

La nueva dinastía en la NBA ya es un hecho. Nació en Nueva Jersey y fue bautizada en champaña en la madrugada del pasado jueves. Tercer título consecutivo para Los Ángeles Lakers tras derrotar 107-113 al New Jersey Nets (4-0) y completar una serie inmaculada. El equipo californiano se convierte en el quinto en la historia de la liga en lograr tres campeonatos sucesivos. Antes, Minneapolis, Boston y en dos ocasiones el Chicago Bulls lo habían logrado. Así, Phil Jackson completa su tercer triduo de anillos, e iguala con Red Auberbach, el mítico técnico de los Celtics, como el entrenador más laureado de la NBA. Nueve campeonatos en nueve finales. De los últimos doce campeones de la NBA, todos salvo tres llevan el sello de Jackson.

Y premio también para Shaquille O´Neal que fue elegido MVP de la final, como en los dos anteriores títulos. Sólo Michael Jordan había logrado tres trofeos de mejor jugador de una final de forma consecutiva. Su dominio en esta serie ha sido brutal: 145 puntos, incluidos 45 de 68 tiros libres, en cuatro encuentros. Vanos han sido los esfuerzos de los Nets por contener a este portento físico que domina la liga con la autoridad que le dan sus 160 kilos. Además, la exhibición de O´Neal fue muy cerca de donde pasó sus primeros años de vida. La noche anterior al cuarto partido volvió al lugar donde empezó todo. Una pista de baloncesto callejera, al que los vecinos de Newark llaman El Hoyo. 'Fui de noche sobre las 12 o la 1. Cuando era más joven solía venir aquí a jugar con el andrajoso balón que me dio mi padre. Soñaba con ciertas cosas y ahora se han convertido en realidad', confesó el jugador. Nadie duda ya que Shaquille O´Neal ha sucedido a Michael Jordan como el jugador más dominante de la liga. Ni los cambios de reglas han mitigado su superioridad respecto a sus rivales.

Pero la grandeza de este equipo no es sólo O´Neal. Con nueve puntos abajo a falta de un minuto para acabar el primer cuarto, Phil Jackson decidió sustituir al pívot, a pesar de que ya había anotado 12 puntos y colocado dos tapones. Los Lakers no movían bien el balón y su único recurso era dar balones al gigante. Sin O´Neal, el balón circuló sin atascos, varios jugadores anotaron y de nuevo el marcador se igualó. Es muy probable que a nivel individual no se trate de la mejor plantilla de la liga, pero sí la que mejor funciona a nivel colectivo. Y cuando la primera posibilidad tiene problemas, aparece la segunda: Kobe Bryant que con 23 años ha ganado su tercer anillo. Ha aceptado su rol en el equipo y lo ejecuta a la perfección. Ha comprendido que el bien común es el objetivo final, más allá de brillos individuales esporádicos.

Después de dos semanas luciendo camisetas de algunos de los mejores deportistas estadounidenses, los beisbolistas Pedro Martinez, del Boston Red Sox, Jackie Robinson y Hank Aaron, el rey de los home run, los jugadores de fútbol Joe Montana y Joe Namath, y de hockey hielo Wayne Grezky, se esperaba con interés qué camiseta luciría Kobe Bryant para el último partido. Confiado de que los Lakers no fallarían y obtendrían el título, el escolta apareció con el número 23 de los Bulls, el uniforme del mejor jugador de todos los tiempos, Michael Jordan.

En el primer título, el Indiana Pacers logró dos victorias. Filadelfia, una el año pasado y en blanco se han quedado en esta final los Nets. El dominio de los Lakers ha sido más rotundo temporada tras temporada. Este dato esconde la gran descompensación que presenta la NBA en sus dos conferencias. 'La final parece que ha sido fácil para nosotros pero nuestro gran desafío este año estuvo en el Oeste', reconoce Phil Jackson. Ésta, la más fuerte, con varios equipos capacitados para ganar un título. La del Este, la débil, sin recursos para oponerse a sus vecinos de la costa de enfrente. La solución podría ser una remodelación de ambas conferencias. Minnesota Timberwolves y Memphis Grizzlies han solicitado oficialmente competir en el Este, en compensación a que el New Orleáns Hornets sea enviado al oeste en la temporada 2003-2004.

Bryant felicita a O'Neal tras la victoria definitiva. Detrás, Fox. Al fondo, aplaude Fisher.
Bryant felicita a O'Neal tras la victoria definitiva. Detrás, Fox. Al fondo, aplaude Fisher.ASSOCIATED PRESS

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS