Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fuego destruye un centro para discapacitados en Antequera

El centro para discapacitados psíquicos que la asociación Adipa mantiene en Antequera (Málaga) quedó destruido ayer por un incendio que no provocó daños a las personas. El fuego comenzó hacia las 16.00 horas en la primera planta del edificio, ocupada por talleres de fabricación de papel, cajas y pinzas de madera para la ropa donde trabajan personas con discapacidad.

La rápida reacción del personal, al que la delegada de Asuntos Sociales de la Junta, Ana Paula Montero, felicitó por su 'excelente comportamiento', permitió evacuar indemnes a las más de cien personas que se encontraban en ese momento en el centro, que tiene 15 plazas de residencia y talleres ocupacionales. Montero, que se desplazó al lugar del siniestro, prometió que la Junta colaborará en la recuperación del inmueble. Entretanto, los residentes serán alojados en pisos tutelados de Adipa.

El centro quedó muy dañado debido a que la abundancia de material inflamable -papel, madera y químicos para su tratamiento- y el fuerte viento hicieron que las llamas se propagasen rápidamente pese al despliegue de efectivos de Protección Civil y personal de la Empresa de Aguas de Antequera.

El fuego arrasó también un taller de neumáticos contiguo a la sede de Adipa, cuyo personal hubo de ser desalojado, y afectó un sembrado cercano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de junio de 2002