Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aprobado el plan que prevé reducir la alta tasa de siniestralidad laboral

El programa, con dos años de vigencia, tendrá un presupuesto de 11 millones de euros

El Gobierno regional, la patronal CEIM y los sindicatos CC OO y UGT firmaron ayer el acuerdo que da luz verde al Plan Director de Riesgos Laborales, un proyecto que prevé reducir los altos índices de siniestralidad laboral que padece la región y que el pasado año dejaron como saldo un total de 196 muertos.

Tras más de siete meses de negociación, las partes implicadas llegaron a un acuerdo en el seno del Consejo de Madrid, que, entre otras cosas, permite que una comisión formada por técnicos de la propia patronal, los sindicatos y el Gobierno regional vigile no sólo las obras públicas, sino también las privadas, con el fin de evitar accidentes. El plan contará con un presupuesto global de 11 millones de euros, de los que 3,3 millones se destinarán a su primer año de entrada en vigor tras la aprobación del Consejo de Gobierno y posteriormente de la Asamblea de Madrid.

El conjunto de medidas aprobadas ayer tendrá una vigencia de dos años y pondrá énfasis en las áreas que más accidentalidad registran, como son la construcción, el saneamiento público, el metal y los transportes, entre otros. El consejero de Trabajo, Luis Peral, resaltó las 1.000 inspecciones que este año se llevarán a cabo en empresas pequeñas que no cuenten con plan ni delegados de prevención.

'Ejercicio de madurez'

El presidente regional, Alberto Ruiz-Gallardón, calificó de 'acuerdo de segunda generación' el Plan Director de Riesgos Laborales que, a su juicio, nace de la 'corresponsabilidad' y de la 'autoexigencia' presentes en las relaciones entre el Ejecutivo y los agentes sociales. Ruiz-Gallardón afirmó que se trata de 'un ejercicio de madurez'. 'En lugar de echarnos la pelota unos a otros', dijo, 'decidimos resolver el problema entre todos'.

'Hay algunos desacuerdos sobre las causas que producen los accidentes y que para nosotros tienen su origen en la precariedad y en el abuso, en la mala actuación de un grupo pequeño de empresarios que la propia CEIM detesta y persigue', señaló, por su parte, el secretario general de UGT, José Ricardo Martínez. Su homólogo en CC OO, Javier López, aseguró que el plan supone 'un paso fundamental que convierte a Madrid en modelo para el conjunto del Estado'. López resaltó el hecho de que la siniestralidad laboral aumentó en la región un 10,67%, frente al 2,65% de incremento registrado en el conjunto del país.

Sobre estos datos, el presidente de la CEIM, Fernando Fernández Tapias, dijo 'no estar de acuerdo', y señaló que esta región es la tercera comunidad con menor tasa de accidentes en relación a su actividad económica. 'Algunas veces las empresas tienen la culpa de los accidentes, pero también en muchos casos son los trabajadores los que no cumplen las normas de seguridad', subrayó Fernández Tapias. Su declaración causó rechazo: 'Creo que se trata de una afirmación poco pensada. Una cosa es que los sindicatos nos corresponsabilicemos del plan y otra que los trabajadores seamos responsables de los accidentes', replicó Martínez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de mayo de 2002