Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las líneas de alta velocidad a las capitales, con fondo de cohesión

P. El Gobierno ha excluido que la línea de alta velocidad Córdoba-Málaga se financie con el fondo comunitario de cohesión, un dinero adicional que puede usar en cualquier región bajo ciertas premisas, y que sí utilizará en la Madrid-Barcelona [un 72% del presupuesto] por ser línea transeuropea. En la Córdoba-Málaga se usarán fondos estructurales [hasta un máximo del 50%], que están reservados a Andalucía. ¿Es una elección irrelevante, como sostiene el Ministerio de Fomento?

R. Da la sensación de que hay quien quiere que Europa acaba en Despeñaperros. La posición de la Junta en esto es clara: las conexiones de alta velocidad entre todas las capitales andaluzas y Madrid pertenecerían a esa red transeuropea de transporte de viajeros. Y su parte de financiación comunitaria corresponde al fondo de cohesión. No se pueden buscar justificaciones para lo que va a ser una financiación deficiente.

P. El Ministerio mantiene que conectará a todas las capitales andaluzas con Madrid con vías de la alta velocidad.

R. Y nosotros no vamos a dejar de exigir al Ministerio el cumplimiento de su compromiso de garantizar la financiación en este marco comunitario de apoyo [2002-2006]. Otra cosa sería burlar los principios de adicionalidad que tienen los fondos estructurales para facilitar la convergencia real de Andalucía. Porque los fondos estructurales suponen una financiación que se debe sumar a la ordinaria redistributiva del Estado. Lo sorprendente es que pueda resultar al final que en lugar de empujar con los fondos estructurales y el fondo de cohesión hacia una más rápida convergencia, el Gobierno esté haciendo justo lo contrario. Una reflexión simple: si la inversión media del Estado en Andalucía, incluyendo los fondos estructurales que gestiona directamente (un 80%) no llega al 15% del total en España, cuando Andalucía concentra el 18% de la población y el territorio, ¿qué está ocurriendo?

P. El plan de la Junta para poner en marcha trenes regionales de altas prestaciones a partir de las líneas de alta velocidad, ¿sigue en pie?

R. Nuestra preocupación es poder conectar las capitales andaluzas entre sí en 2010 y se la hemos expresado al Ministerio en dos ocasiones. Todavía es posible cumplir con ese compromiso si se agilizan los procesos de contratación. Nosotros vamos a seguir invirtiendo en el eje transversal, entre Sevilla y Granada. Lo que queremos es un trato similar al de otras comunidades. En Cataluña, el Gobierno ha puesto 227 millones de euros para comprar 20 trenes que pueden alcanzar entre 250 y 270 km/h de velocidad para su servicio regional. Vamos a seguir aportando dinero en el convenio con Renfe para subvencionar el servicio regional pero Renfe debe garantizarnos más calidad y fiabilidad en los equipos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de mayo de 2002