Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Indignada

La tarde del martes 23 de abril me dirigía a coger mi coche (Citroën AX blanco de 3 puertas), que dejé aparcado delante del portal de mi casa la tarde anterior (avenida de Nuestra Señora de Fátima, 96), cuando al dar la vuelta al coche para entrar en él descubro que algún individuo, ya que no tiene otro nombre, me ha hundido toda la puerta. Esta persona no se ha molestado en dejarme 'la nota' con sus datos para poder acudir al seguro y arreglar el golpe, golpe que ha tenido que oír y ver ya que ha debido suceder cuando dicho individuo ha realizado un cambio de sentido en una calle con doble línea continua y se ha 'encontrado' de morros con mi vehículo, que estaba bien estacionado.

Estimado señor o señora X, tengo 24 años, cobro subsidio por desempleo de 30.000 pesetas, 180 euros, y estoy cursando prácticas obligatorias para poder obtener el título de técnico superior, totalmente gratuitas. Yo tengo el seguro a terceros, que significa que si yo causo algún desperfecto físico o psíquico a otras personas mi seguro cubre los daños causados. No sé si usted sabe que éste es el seguro mínimo obligatorio y, por tanto, lo mínimo que usted debe poseer. Por dar el parte de este golpe que su poca pericia ha ocasionado no le van a aumentar su prima de seguro.

A ver si empezamos a reeducarnos en la conducción y asumimos todos las consecuencias de nuestros actos al volante, buenos y malos, porque detrás de nuestra irresponsabilidad no sabemos qué situaciones y personas se pueden encontrar y quizás la próxima vez le toque a usted.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de abril de 2002