Reportaje:

Inocente tras media vida en prisión

Un francés de 31 años estuvo 15 encarcelado por un crimen que no cometió

Patrick Dils se echó a llorar al conocer el veredicto, y su padre se desmayó en la sala de audiencia

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 24 de abril de 2002.