Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MAKAAY | Delantero del Deportivo | La jornada de Liga | FÚTBOL

'Tristán está increíble y debo aceptarlo'

En el firmamento del fútbol, un astro eclipsa a otro. Y la estrella de Roy Makaay (Wijchen, Holanda, 1975), el delantero que logró que Riazor dejase de corear el nombre del brasileño Bebeto, se ha difuminado en el Deportivo ante el brillo de Diego Tristán. No está feliz e insinúa que se pensará su futuro cuando acabe la temporada. En la actual ha jugado menos que nunca y, si coincide con Tristán, el entrenador, Javier Irureta, le obliga a escorarse a la derecha, lo que no le hace gracia. Sin embargo, la lesión de Tristán con la selección española le ha devuelto el protagonismo en la trascendental cita de hoy con el Valencia.

Pregunta. Es triste que sea por la lesión de un compañero, pero usted necesitaba un partido así.

'Lo que quiero es jugar. Este curso lo he hecho mucho por la derecha y, aun así, llevo 11 goles'

Respuesta. Podríamos haber jugado los dos.

P. Pero saldrá de nueve, como le gusta, y no por la derecha.

R. Me gusta jugar por el centro. De delantero o media punta, me da igual. Ése ha sido siempre mi puesto. Pero juego donde me pongan.

P. Tiene que resignarse a hacerlo por la derecha hasta en la selección holandesa.

R. Lo acepto sin problema porque quiero jugar, no importa dónde. Este curso he jugado menos y muchas veces por la derecha. Aun así, llevo 11 goles.

P. Si les gana el Valencia, casi habrán perdido la Liga. Si empatan, ¿habrá aún posibilidades?

R. Creo que sí. Seguiríamos a dos puntos del Valencia y, como mucho, a tres del Madrid. Pero tenemos que pensar en vencer. Dejaríamos tocado a un rival.

P. Ustedes pueden estar más tranquilos. Ya ganaron un título.

R. Parecerá así desde fuera. La Copa del Rey estuvo muy bien. Pero ahora sólo pensamos en la Liga

P. El Valencia tiene fama de equipo duro. ¿Es real?

R. No me parece mal jugar duro. Todos queremos ganar y a veces es necesario hacerlo de ese modo. Si no eres sucio y vas a por el balón, me parece bien. Así es el fútbol.

P. De las tres que lleva en A Coruña, ésta es la temporada que menos ha jugado.

R. Vamos a dejar que acabe la Liga y ya veremos lo que pasa en el verano. De momento, sólo pienso en ganar el título.

P. Usted no se calla. Ha protestado por sus suplencias.

R. Intento ser sincero, pero ahora tengo que aguantarme un poquito. Tras casi un mes sin jugar, estoy entrando más. Cuando hay un compañero que está bien, y ése es el caso de Diego, debo aceptarlo. Lo que está haciendo en esta campaña es increíble.

P. Pero a usted se le veía raro, desganado, sin ilusión.

R. Desde fuera las cosas se ven de otra forma. Yo siempre intento jugar lo mejor posible.

P. ¿ No hay rivalidad con Tristán?

R. Nos llevamos muy bien. Esta vez él ha tenido más continuidad. Yo sufrí una lesión y él ha demostrado grandes cosas. Pero en los dos últimos años se ha visto que el equipo funciona juegue quien juegue. En algunos partidos hemos salido juntos y todo funcionó bien.

P. Como usted es muy rápido, da la impresión de que se luce más al contragolpe.

R. Soy rápido e intento aprovecharlo, pero en mi primera temporada metí la mayoría de los goles en Riazor, donde los adversarios no te dejan espacio.

P. Ha dicho alguna vez que le haría ilusión jugar en Inglaterra.

R. Cuando estaba en Holanda, siempre dije que mis países preferidos eran España e Inglaterra, las dos Ligas más interesantes, por el ambiente y el fútbol. Pero no sé si iré algún día a Inglaterra. Tampoco me preocupa.

P. Allí está arrasando su compatriota Van Nistelrooy. Dicen que es el mejor delantero de Europa.

R. Este año lo está siendo. Sólo hay que mirar los números. Tiene mérito porque venía de una lesión muy grave. A mí no me ha sorprendido. Jugué con él y contra él. Sé que tiene muchísima calidad.

P. ¿Quién ha sido su ídolo?

R. Van Basten, quizá el mejor delantero de todos los tiempos. Y eso que tuvo que retirarse a los 30 años de edad.

P. Nadie se explica que, con los jugadores que tiene, Holanda no esté en el Mundial.

R. Y nosotros tampoco. Lo estamos tratando de olvidar, pero, cuando empiece, va a ser pesado otra vez.

P. Su equipo allí era el Vitesse. ¿No tiene la ilusión de jugar en un grande de su país?

R. Ya hablaremos algún día, cuando regrese. Tuve la oportunidad de ir al Ajax en dos ocasiones. En una no llegaron a un acuerdo los clubes y en otra no quise yo: tenía 19 años, quería jugar y sabía que allí lo probable es que fuese suplente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de abril de 2002