Los parados no podrán rechazar un empleo a menos de 50 kilómetros de su casa

Los desempleados que rechacen por tres veces una oferta de trabajo considerada 'adecuada' por el Inem perderán el subsidio, según la reforma que prepara el Ministerio de Trabajo y cuyas líneas fundamentales entregó ayer a los sindicatos. Las autoridades considerarán adecuadas todas las ofertas que estén a menos de 50 kilómetros del hogar del desempleado (siempre que el tiempo de desplazamiento no supere las tres horas, incluidas la ida y la vuelta, y que el gasto que ocasione no supere el 20% del sueldo neto mensual), con contratos temporales o a tiempo parcial, y con salario inferior a la prestación. Los sindicatos consideran esta reforma inaceptable, y han sugerido que están dispuestos a llegar hasta la huelga general.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS