_
_
_
_
Crítica:COMPAÑÍA 10 & 10
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Intimidades de un torero

En la madrileña sala Mirador, dentro del festival Madrid en Danza, la compañía 10 & 10, que dirigen Mónica Runde y Pedro Berdayes, estrenó anteayer Hanan y Panen, un espectáculo en dos partes donde brilló con luz propia la segunda de ellas.

Se echó en falta una coreografía de Runde. Estos solventes artistas nos tienen acostumbrados a ese cómodo y efectivo formato en dos partes donde cada uno de ellos hace lo suyo y baila en la del otro. Esta vez no ha sido así.

Runde se limita a participar como bailarina en Hanan, una creación colectiva poco terminada, con demasiadas pretensiones de dramaturgia, a la que ella aporta sus mejores momentos.

Todos los bailarines demuestran su potencia y su preparación, pero la obra no cuaja y se hacen demasiado presentes los guiños a la estética del teatro-danza alemán y sus elementos formales de exposición.

Pero Berdayes salva la noche con su solo Panen, un ácido recital de pantomima en que con gallardía roza lo pornográfico y se interna en las intimidades y obsesiones solitarias de un torero que quiere ser top-model de pasarela.

Final hilarante

No faltan la muñeca hinchable, la sesión frenética de onanismo, la apología del dildo como icono del ritual sexual y un final hilarante y desmelenado que no deja títere con cabeza.

Berdayes se lanza a una piscina cenagosa y despiadada; allí, con garbo y entereza, calza tacones y taconea sus miserias sin sonrojo.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_