Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PSOE, PA e IU exigen la destitución del edil y los sindicatos que deje su trabajo en la inspección

El portavoz del PSOE, Juan Ortuño, exigió ayer a la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, que destituya a su concejal de Fomento, Fernando Sicre. 'El sentido común indica que no se puede, a la vez, ser inspector de unas empresas y solicitarles colaboración', dijo Ortuño. El portavoz de IU, Jesús Gargallo, se sumó también a esta petición: 'Además de por su incompetencia por su posible incompatibilidad'. 'De resultar adecuada la aplicación de la ley de incompatibilidades a la situación de este concejal, exigimos a la alcaldesa que lo cese', dijo.

A esta petición se sumó también el portavoz del PA, Julio Braña, quien pidió que el PP solucione 'en breve' esta posible incompatibilidad. 'Sicre tiene dos alternativas: dejar de ser concejal y dedicarse a su empleo o bien pedir una excedencia en su trabajo', dijo Braña, quien sostuvo que este edil ha podido cometer un presunto delito de tráfico de influencias.

Por su parte, el secretario provincial de CC OO, Manuel Ruiz, se mostró partidario de que Sicre renuncie a su actividad como inspector de Trabajo. 'Imaginamos que del expediente que se abra se depuren todas las responsabilidades y que no mezcle más su doble participación en lo político y lo profesional', afirmó.

Sicre defendió su triple condición de inspector, concejal y profesor. 'Lo lógico es que un concejal trabaje en su profesión y desarrolle también una actividad política', dijo, antes de añadir que no incurre en ninguna incompatibilidad. Sicre adujo que el artículo 11 del Reglamento de inspectores de Trabajo habla de intereses directos e indirectos 'pero siempre de carácter personal y económico'. El citado artículo no menciona el carácter económico y se refiere al interés en el sentido general. Asimismo, Sicre sostuvo que la Ley reguladora de la inspección de Trabajo le concede la facultad de asesorar a los empresarios y a los trabajadores. Los juristas consultados detallan que podrá asesorar en su calidad de inspector, pero no como político. Sicre no se pronunció sobre los aspectos legislativos que le pudieran afectar en referencia al área de actividad coincidente o del menoscabo de su objetividad o imparcialidad. Además reconoció que renunció a inspeccionar en la Bahía de Cádiz en cuanto fue nombrado concejal de Fomento. Sin embargo, inspecciona las empresas del Campo de Gibraltar con las que mantiene relaciones como concejal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de abril de 2002