Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo científico granadino da a conocer 23 nuevas especies de insectos

Los hallazgos se produjeron en la Cueva del Agua, en Iznalloz

Un equipo de científicos de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Granada dio ayer a conocer 23 especies hasta ahora no catalogadas de insectos y que están consideradas como únicas. Las especies, básicamente arácnidos y artrópodos, habitan en la Cueva del Agua, en Iznalloz, a unos 20 kilómetros de la Granada. Algunas han sido bautizadas con el nombre de los investigadores.

Aunque lleva más de diez años trabajando en el estudio de los insectos que existen en la Cueva del Agua, el equipo formado por Manuel González Ríos, técnico de la Diputación de Granada, y Alberto Tinaut, profesor de la Facultad de Ciencias, no había difundido hasta ahora sus hallazgos en los medios de comunicación no especializados. 'Tal vez porque lo que sucede en la Cueva del Agua', explicó ayer Tinaut, 'no es algo tan inaudito. Hay especies endémicas y únicas en muchos otros lugares del país'.

Los insectos descubiertos en la gruta son, según indicó Tinaut, 'un grupo muy desconocido tanto en España como en el mundo'. Las dos especies más llamativas son el pseudoescorpión, un arácnido de apenas un centímetro de longitud cuyas dos patas delanteras se asemejan a las pinzas de un escorpión y el miriápodo Origmatogona tinauti, bautizado así en honor del profesor granadino. Otros especímenes hallados, 'de interés por su rareza o por ser exclusivas de la cueva', según Tinaut, son el Plusiocampa lagari, un insecto dipluro, el Hemetorumus nitidus, un colémbolo y el Trechus fulvus andalusiacus, un coleóptero.

Especies endémicas

'Nuestro trabajo comenzó hace diez años', manifestó el profesor. 'La Diputación de Granada tenía intención de abrir la Cueva del Agua al turismo y nos pidió que investigáramos su fauna para encontrar una manera de que las visitas no alteraran el ecosistema. Fue cuando empezamos a descubrir especies endémicas'.

'La fauna cavernícola de la gruta es muy particular, se encuentran cosas muy interesantes', añadió el investigador. 'Por dar una idea, podría decirse que son tan propias y únicas de la Cueva del Agua como en Lanzarote puedan serlo los jameos'. 'Aún hay especies que no se han podido identificar'. No obstante, ya han sido catalogadas 23 especies que hasta ahora eran desconocidas y se han encontrado interesantes variantes de otras ya existentes. 'Lo cierto es que encontrar nuevas especies en España no es hoy tan extraño. Hay al menos 100 nuevos descubrimientos cada año. Lo que sí es cierto es que ninguna gruta en Andalucía ha sido estudiada tan en profundidad como la Cueva del Agua, que tiene, además, un ecosistema único e irrepetible'.

Alberto Tinaut señaló que, además de la gruta granadina, el equipo ha comenzado ha inspeccionar en las Cuevas de Nerja, que presentan también muchas posibilidades de hallar insectos desconocidos para el mundo científico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de abril de 2002