Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:EUROLIGA | BALONCESTO

Adiós del Madrid y gritos contra Scariolo

El Madrid dijo ayer adiós a la Euroliga. Habrá quien se agarre a las matemáticas para decir que eso es mentira. Pero el Madrid está en la calle. Porque sacar al Kinder del primer puesto y colocar ahí al conjunto blanco no lo van a lograr ni la aritmética ni el santoral en pleno. Que conste que el equipo que destrozó al de Scariolo, que ayer recibió la repulsa del público, no fue el mejor Kinder. Pero es que para pasar por encima al actual Madrid un equipazo como el italiano no necesita hacer el partido del año. Ni el del mes siquiera.

Este Madrid, doliente y cojo, no está para heroicidades. Y menos si de él sigue formando parte algún jugador que ni en el mejor de sus sueños pensó vestir esa camiseta. El Kinder no perdió la ocasión de propinar una paliza de cuidado a su rival. Y lo hizo pese a una primera mitad espantosa, en la que ejecutó 35 lanzamientos y sólo encestó 15.

REAL MADRID 58| KINDER BOLONIA 86

Madrid: Djordjevic (9), Espinosa (2), Herreros (3), Tabak (14), Tarlac (2); Struelens (2), Attruia (8), Vukcevic, Angulo (16) y Hernández (2). Kinder: Jaric (21), Rigaudeau (11), Ginobili (15), Andersen (2), Griffith (4); Abbio (3), Smodis (24), Bonora y Frosini (6). Eliminado Andersen (m. 35). 3.000 espectadores en el Raimundo Saporta.

MÁS INFORMACIÓN

¿Y qué? Mejoró el Kinder una miaja en ese aspecto en el tercer cuarto y asunto concluido. El Madrid, más allá de su esfuerzo, de ese carácter del que alguno, como Vukcevic, carece, no fue grande en ningún aspecto del juego. Mientras el público gritaba '¡Scariolo dimisión!', los jugadores agachaban la cabeza, rendidos ante una evidencia: forman parte de un equipo que amenaza ruina y son sabedores, como lo es todo el que no crea en milagros, que su futuro en esta competición murió anoche.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de marzo de 2002