Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Hispalense rinde homenaje a Carlos Cano por 'dignificar la copla'

'Fue un intelectual del pueblo que transformó la poesía popular y la incorporó a su arte, un referente de andaluz que sufrió las consecuencias de su valentía y de la lealtad a su propia creatividad'. Con estas palabras, Diego de los Santos, adjunto al Defensor del Pueblo Andaluz, concluyó la semblanza de Carlos Cano, fallecido hace poco más de un año. El cantautor granadino fue ayer objeto de un homenaje en su memoria organizado por la Facultad de Geografía e Historia de Sevilla. También participaron Francisco Casero, director del Comité Andaluz de Agricultura Ecológica, y el cantaor Calixto Sánchez.

De los Santos defendió la aportación a la cultura andaluza de la obra artística del cantante. 'No fue un cantautor al uso ni un trovador. No fue sólo el artista que dignificó la copla, considerada hasta entonces como subcultura, ni el que recuperó las habaneras como cantes de ida y vuelta o incorporó el fado a su repertorio; ni el artista comprometido con los derechos humanos. La clave de su obra está en el compromiso emocional con su pueblo y en la defensa de la cultura andaluza', dijo.

Para Casero, Cano forma parte de la historia 'de unos años cruciales' para conocer el presente. 'No formaba parte de la Andalucía llorona o quejica, sino reivindicativa, de la que asume responsabilidades', añadió. Calixto Sánchez, ex director del Centro Andaluz de Flamenco, destacó junto a su faceta de cantante y poeta, la de 'narrador de los acontecimientos que sucedían en Andalucía, uno de esos artistas que le da un sello particular a la poesía popular'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de marzo de 2002