Reportaje:

Niñera de día, 'showgirl' de noche

Ana García Obregón vuelve a la ficción de TVE-1 con la comedia 'Ana y los siete'

Sonrisas y lágrimas con toques de Pretty woman. Con esos ingredientes se bate el cóctel de Ana y los siete, la serie que esta noche toma el relevo de Operación Triunfo en TVE-1 a las 22.00. Es una 'comedia de sentimientos, no de situación', precisa su protagonista y responsable de la idea original, Ana García Obregón.

El guión relata las desventuras de Fernando, un millonario viudo padre de siete hijos -'un desastre con las mujeres y con los niños', en palabras del actor que le da vida, Roberto Álvarez. En su casa aterriza como niñera, tras una cadena de equívocos, una joven bailarina de strip-tease del club Chicago a la que 'poseer un físico llamativo ha marcado el curso de su existencia', según señalan los responsables de la nueva teleserie.

Más información

La doble vida de la cuidadora, que es la institutriz de los pequeños de día y showgirl de noche, y en medio un híbrido entre Julie Andrews y Julia Roberts, da paso al desarrollo de la trama, en la que además aparecen Miguel Molina (como el novio caradura de Ana, un 'tierno buscavidas, canalla', en palabras del actor) y Silvia Marsó (Alexia, compañera de trabajo del banquero viudo, rival sentimental de Ana y ejecutiva agresiva 'mala con un toque de ironía', asegura).

Entre los siete niños destaca la presencia de Aarón Guerrero, que vuelve a colocarse ante las cámaras tras hacer de Chechu Martín en Médico de familia y haber pegado el estirón, junto a Claudia Molina, Noelia Ortega, Nerea García, los gemelos Guillermo y Alejandro Guerrero, y Ruth Rodríguez. Completan el reparto Javivi, como el fiel mayordomo; Aurora Sánchez, la cocinera; Isabel Gaudí, que es Sharon, la confidente de Ana en el Chicago, y Juan Antonio Quintana, el bueno del abuelo Nicolás.

La serie supone la vuelta a la ficción de la cadena pública de Ana Obregón de la mano de la productora Star Line, que en 1998 puso en antena la comedia A las once en casa, en la que compartía cartel con Antonio Resines y Carmen Maura. Dirigen los 13 capítulos Jaime Botella y Álvaro Sáenz de Heredia. José María Cano, ex componente del grupo Mecano, se ha encargado de la sintonía de la producción, que se empezó a grabar el pasado mes de diciembre.

Ana García Obregón pretende 'una serie para toda la familia, que se pueda ir a dormir con una sonrisa'. Y para que los más pequeños no se metan muy tarde en la cama, las tramas infantiles se han situado en la primera media hora. Como ha confesado en múltiples ocasiones la artista desde que dio a conocer el proyecto, la idea se le ocurrió 'viendo por enésima vez la película Sonrisas y lágrimas' junto a su hijo Alejandro, quien la ha ayudado sugiriendo para el guión algunas trastadas para deshacerse de una niñera indeseada.

Para documentarse en el mundo de la noche, la actriz y presentadora no ha dudado en visitar los clubes de strip-tease para conocer de cerca la vida de las showgirls.

Ana y los siete ocupa el vacío dejado por Operación Triunfo, el éxito de audiencia que se ha llevado por delante las parrillas del resto de cadenas hasta su despedida del pasado lunes, con una media de 10.680.000 telespectadores (58,8% de cuota de pantalla).

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 17 de marzo de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50