Torrejón reclama a Defensa 4,5 millones de euros en impuestos atrasados por la base aérea

El municipio exige el IBI por un campo de golf y diversos edificios civiles del área militar

La Concejalía de Hacienda del Ayuntamiento de Torrejón tiene desde hace años un objetivo: la base militar que se levanta sobre casi un tercio del término municipal. Por estos terrenos, el Ministerio de Defensa no paga nada al Ayuntamiento, ya que los edificios e instalaciones militares están exentos, por ley, de los impuestos municipales. Pero Torrejón cree que esta normativa no puede aplicarse a toda la base, ya que en su interior se ubica un campo de golf y diversas edificaciones civiles. Por ello, va a reclamar por vía judicial 4,5 millones de euros en impuestos atrasados.

Desde que la base militar de Torrejón de Ardoz pasó a ser gestionada por el Estado (a principios de los años noventa los soldados de EE UU abandonaron la base oficialmente), Torrejón no ha recibido nada en concepto de impuesto de bienes inmuebles (IBI) de una base que ocupa el 30% de su término. El Ministerio de Defensa esgrime que los terrenos son de 'uso militar y que afectan a la defensa nacional', por lo que están 'exentos' del pago de impuestos.

Pero el Ayuntamiento de Torrejón, con alcalde socialista, no admite la exención y asegura que la deuda de la base con las arcas municipales, sólo en concepto del impuesto de bienes inmuebles desde 1993, es de 4,5 millones de euros (750 millones de pesetas). Esta cantidad, además, podría aumentar este año en otros 600.000 euros, a causa de la 'revisión catastral de 2002', según explica Luis Ceres, concejal de Hacienda.

Con la Ley de Haciendas Locales en la mano, el Ayuntamiento de Torrejón confía en recuperar, por lo menos, una parte de la deuda. Amparándose en esta ley, los técnicos municipales han encontrado un resquicio para reclamar los impuestos al ministerio que dirige Federico Trillo-Figueroa. En el artículo 64 de la Ley de Haciendas Locales se explica que sólo quedarán exentos del pago del IBI los suelos utilizados 'directamente' para la defensa nacional, y no los terrenos destinados a otros usos.

Valoración catastral

Al revisar la valoración catastral de 1988, el Consistorio de Torrejón descubrió que dos parcelas de la base no son utilizadas por Defensa con fines militares, sino que en una de ellas se ubica un campo de golf y en otras diversas viviendas, aparcamientos y establecimientos comerciales. La parcela del campo de golf se extiende sobre 897.583 metros cuadrados y su valor catastral es 14 millones de euros (2.330 millones de pesetas). La de las viviendas tiene una superficie de 30.000 metros cuadrados y su valor catastral es de 14,8 millones de euros (2.460 millones de pesetas).

El Ayuntamiento de Torrejón considera que 'poco se puede defender a la patria en un campo de golf y desde unas casas', y que, por ello, Defensa debe abonar los impuestos municipales que le correspondan. De hecho, un informe del secretario municipal insiste: 'No cabe tal exención, sino tan sólo [en] la parte que directamente afecta a la defensa nacional', por lo que hay que aplicar el impuesto de bienes inmuebles a 'campo de golf, viviendas, comedores, aparcamientos privados, economato y espacios de ocio, aunque estén gestionadas por personal militar'. Por este impago de impuestos, Torrejón presentó en 1996 y 1997 dos denuncias ante los tribunales, pero todavía no ha recibido contestación y desconoce cuál es el estado actual de las denuncias.

Además, Torrejón no está dispuesto a ser menos que Madrid y reclama a Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) la utilización civil de la base áérea. En la actualidad, la instalación militar está siendo usada por vuelos civiles desviados desde el aeropuerto de Barajas. Por espacio de 18 horas al día, aterrizan y despegan aeronaves 'sin contraprestación alguna a favor del Ayuntamiento', se queja Luis Ceres.

El concejal explica que el presupuesto de Torrejón para este año es de 39 millones de euros (6.500 millones de pesetas), buena parte proveniente del pago de impuestos de las empresas instaladas en el municipio. Si la base militar pagase las tasas que, según el Ayuntamiento, le corresponden, los ingresos municipales se incrementarían en 1,5 millones de euros.

Según la Oficina de Gestión del Catastro, la base aérea de Torrejón se asienta sobre una superficie de 1.300 hectáreas, de las que 93 están edificadas y tienen un valor catastral de 54,5 millones de euros.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción