Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez de Alcázar reforma una plaza recién rehabilitada

Hace apenas dos meses, el alcalde de Jaén, el popular Miguel Sánchez de Alcázar, mostraba su satisfacción tras la inauguración de la nueva imagen de la plaza de San Ildefonso. 'A mí me encanta', enfatizó el alcalde, que hacía oídos sordos a las numerosas voces de colectivos sociales y vecinales que rechazaron la rehabilitación.

Esta misma semana han dado comienzo las obras de reforma en esta plaza, donde el gobierno municipal, del PP, gastó más de 360.000 euros. El alcalde no ha tenido más remedio que ceder a la presión vecinal que se había mostrado indignada por la estética modernista introducida en una plaza presidida por un templo con tres fachadas de alto valor artístico y de estilo gótico, manierista y neoclásico.

'Alguien tendrá que asumir su responsabilidad, porque el coste de la reforma se paga con dinero público de todos los ciudadanos', espetó ayer el portavoz socialista, Manuel López, quien ha requerido informes sobre el contenido de la nueva reforma y su coste. El Ayuntamiento se informó de que los cambios afectarán a la sustitución de la plataforma metálica que circunda la plaza y que tapa la visión del templo de San Ildefonso, a los bancos que carecían de espaldar y también se sustituirán las 21 farolas -1.800 euros cada una- de 4,2 metros de altura. El alcalde indicó que el coste de sustitución será nulo porque se aprovechará el material en otra zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de marzo de 2002