Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desacuerdo en el consejo de TV-3 sobre la necesidad de un nuevo director

Los trabajadores de la cadena rechazan que los dirija Joan M. Clavaguera

Han pasado más de dos meses desde que el director general de la Corporación Catalana de Radio y Televisión (CCRTV), Miquel Puig, se comprometió ante el Parlament a nombrar un director para TV-3, cargo que ocupa él mismo. La tardanza en la designación ha desencadenado en medios políticos todo tipo de interpretaciones. La que toma más cuerpo es la existencia de un pulso entre Presidencia y Puig, con discrepancias sobre el perfil del candidato. En este contexto, el consejero de la CCRTV a propuesta del PSC-Ciutadans pel Canvi Jordi Menéndez se declaró ayer a favor de que Puig siga asumiendo la dirección de la cadena.

Esta opinión no es compartida por otros miembros del consejo que ya expresaron en su última reunión su desacuerdo con el punto de vista de Menéndez. Este consejero, a título personal, manifestó ayer que los muchos rumores surgidos en estas últimas semanas sobre el nombre del nuevo director de TV-3 -cargo vacante desde la renuncia de Lluís Oliva, en septiembre del año 2000- no hacen más que entorpecer la labor de los trabajadores de la cadena.

'Esta situación de interinidad no es buena para TV-3 y, dada la altura de legislatura a la que estamos, lo mejor es que Puig continúe asumiendo los dos cargos', dijo Menéndez. El consejero apoyó su criterio, además, en que el balance de gestión de Puig al frente de TV-3 hasta ahora 'no es negativo' y reiteró que sería bueno 'acabar esta etapa legislativa sin más presiones'. Menéndez aludía a las filtraciones periodísticas que sitúan en la dirección de la cadena autonómica a profesionales de la órbita de Convergència i Unió (CiU), como Enric Canals hace unas semanas y, más recientemente, Joan Maria Clavaguera, director de Catalunya Ràdio y el único alto cargo de la CCRTV que Puig no ha relevado desde su nombramiento como director general.

El consejero de la CCRTV a propuesta de ERC Carmel Mòdol aseguró compartir el punto de vista de Menéndez en el sentido de que Puig ha llevado a cabo una muy buena tarea en TV-3, devolviendo, precisó, la 'tranquilidad interna' a la cadena, incrementando el pluralismo informativo y aumentando la audiencia, pero no coincidió con el consejero socialista en que el director general deba continuar dirigiendo la cadena.

'Tenemos que dar la oportunidad a Puig de seguir trabajando en la búsqueda de un director, algo a lo que él se comprometió ante el Parlament', señaló. 'Sólo si eso no es posible estaría de acuerdo en que acabara esta etapa legislativa como director de TV-3', añadió Mòdol. En términos parecidos a los de Mòdol se expresó Jordi Sànchez, consejero a propuesta de ICV en la última reunión del Consejo de Administración.

El comité de empresa de TV-3 intervino ayer en este asunto, y emitió un comunicado donde reclama que el nuevo director de la cadena sea 'consensuado con el Consejo de Administración y no impuesto por el Gobierno'. También se manifestaron los trabajadores sobre la posible designación de Clavaguera para el puesto: 'Su perfil es el más opuesto a encabezar el proceso de renovación organizativa que se ha emprendido en TV-3. Como demuestra su gestión en la radio, Clavaguera es el fiel continuador de la sumisión política y la incompetencia organizativa que tanto nos afectó durante la dirección de Lluís Oliva'.

Por otra parte, CiU y el PP impidieron ayer en el Parlament que prosperaran sendas mociones de PSC-Ciutadans pel Canvi y ERC que rechazaban las 'injerencias' de Presidencia en la CCRTV y exigían que en dos meses se eligiera un director de TV-3 con criterios profesionales y el consenso del Consejo de Administración.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de marzo de 2002