_
_
_
_

Miles de empleados italianos apoyan un paro general contra la reforma laboral

Varios miles de trabajadores de la factoría de Fiat en Turín y de otras fábricas del norte de Italia realizaron ayer huelgas espontáneas en apoyo del principal sindicato italiano, CGIL, que acaba de convocar, en solitario, una huelga general contra la reforma del mercado laboral que prepara el Gobierno.

Sergio Cofferati, líder del sindicato (equivalente a Comisiones Obreras) que cuenta con 5,4 millones de afiliados, ha sido el único de los representantes de las organizaciones obreras que rechazó el acuerdo alcanzado el jueves entre el Ejecutivo, la patronal italiana y las otras dos grandes confederaciones obreras, para negociar durante dos meses la reforma del mercado de trabajo.

Más información
El líder sindical Sergio Cofferati se convierte en la nueva voz de la izquierda italiana

Cofferati anunció un paro general de ocho horas el próximo 5 de abril y una manifestación de rechazo a la medida, para el 23 de marzo. El secretario general de CGIL considera que los dos meses de plazo dados por el Gobierno para debatir la nueva ley laboral que facilita el despido son innecesarios porque su sindicato jamás la aceptará. El punto más discutido es el que prevé la supresión por cuatro años del artículo 18 del Estatuto de los Trabajadores, que establece la obligación de readmitir a los trabajadores despedidos injustamente (en empresas de más de 15 empleados).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_