Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nieve vuelve a Cataluña por encima de los 800 metros

La lluvia y la nieve regresaron ayer a Cataluña. La cota de nieve se situó entre 700 y 800 metros de altitud y cayó con insistencia en el Pirineo y el Prepirineo catalanes, según informó el Servicio de Meteorología de Cataluña.

La nieve se concentró principalmente en las comarcas del Ripollès, Pallars Sobirà, Solsonès, y en las zonas altas de Osona y el Berguedà. En Espinelves, por ejemplo, las máquinas quitanieves se apresuraron a limpiar tramos del Eix Transversal, tras el caos que se produjo en Cataluña por las nevadas de mediados de diciembre. También nevó en otros puntos aislados como en la cima del Montagut (Alt Camp).

Las precipitaciones obligaron a usar cadenas en el puerto de la Bonaigua, hasta mediodía, y en cuatro pequeños tramos de carreteras locales de la Vall d'Aran, concretamente en la LV-5051, en Naut Aran; la LV-5052 y la LV-5055, en Vilamòs, y la LV-6001, en Es Bordes.

La lluvia afectó sobre todo a las provincias de Barcelona y Girona, donde se registraron más de 15 litros por metro cuadrado en algunas localidades. Las precipitaciones causaron retenciones, aunque ninguna de ellas superior a dos kilómetros, en la A-2, en Sant Feliu de Llobregat; la C-31 en Viladecans, y la N-II a su paso por Cornellà de Llobregat.

Accidente mortal

Ocurrió ayer un accidente mortal en Abrera (Baix Llobregat) al chocar un Ford Fiesta y un Ford Sierra. El conductor del Ford Siesta, que resultó ileso, dio positivo en la prueba de alcoholemia. El otro conductor, J. O. A., de 45 años, murió en el hospital Sant Joan de Déu, donde fue trasladado tras el accidente. En el vehículo viajaban dos mujeres, que resultaron heridas de gravedad, y una niña, con heridas leves.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de febrero de 2002