Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mujer que tiró a su bebé a la basura admite que nació vivo

Un juez de Madrid ordenó ayer el ingreso en prisión de María E. S. G., de 26 años, tras confesar ésta que el pasado domingo abandonó en un contenedor de basuras de Alcobendas a su bebé recién nacido, y aún vivo, 'en un rato de desesperación'. La mujer, de nacionalidad ecuatoriana, declaró ante el juez que el bebé nació en su casa, que rompió a llorar y que ella, en un arrebato de desesperación, lo metió en una bolsa y lo arrojó al contenedor, según fuentes jurídicas citadas por Efe.

La madre relató que, tras dejar al niño en el contenedor, volvió a su casa y conversó con una compañera de piso. Decidieron entonces regresar para intentar recuperar al bebé, pero, según dijo, no pudieron porque la bolsa en la que lo había introducido estaba en el fondo. El padre del pequeño, según María E. S. G., vive en Ecuador.

La mujer, empleada de hogar, fue detenida el domingo tras acudir a un ambulatorio con una fuerte hemorragia. Allí admitió ante los médicos que acababa de abandonar al recién nacido en un contenedor, pero hasta ayer siempre había asegurado que el niño nació muerto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de febrero de 2002