Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Artistas y especialistas rechazan que el IVAM cierre su Centre del Carme en favor del Museo del XIX

La decisión, silenciada durante meses, alimenta el debate sobre el proyecto decimonónico

El convento de El Carme de Valencia alberga entre sus muros góticos, renacentistas y neoclásicos obras del siglo XIX y contemporáneas. Próximamente sólo exhibirá obras decimonónicas. El proyecto del Museo del Siglo XIX, que impulsa la Generalitat, prevé absorber las dos salas del Centre del Carme del IVAM destinadas a exhibir las apuestas más arriesgadas. Esta decisión, silenciada durante un año, ha provocado reacciones diversas entre especialistas, gestores y artistas. Muchos ponen el acento crítico en el hecho de que para hacer un nuevo museo se cercene un espacio que goza de gran predicamento entre los artistas. La discusión entra también de lleno en la necesidad de abrir un Museo del Siglo XIX y en su contenido.

Felipe Garín defiende el Museo del XIX si las obras no proceden sólo de Bellas Artes

Carmen Calvo lamenta la pérdida de las salas para los artistas más experimentales

Vicent Todolí cree que se romperá el modelo original del IVAM con sus dos sedes

La desaparición de las salas del IVAM supondrá la ruptura del modelo museográfico que ha marcado su andadura. El Centre del Carme es un espacio más experimental frente al más convencional Centre Julio González. Así lo entiende Vicent Todolí, quien se mostró muy sorprendido por la noticia. 'El Museo del Siglo XIX no tiene sentido. No creo que se vayan a comprar Monets o Manets y, por tanto, quedará como un museo local', señala. En todo caso, añade el actual director de la Fundación Serralves de Oporto, no se puede hacer una nuevo museo 'a costa de mutilar el proyecto del IVAM'.

'Al final todos los museos se convertirán en McDonalds, sin personalidad', apunta al tiempo que recuerda la importancia que ha tenido el espacio para dar a conocer y consolidar a grandes artistas, como el malogrado Juan Muñoz, Craig-Martin, Sicilia o Gilberto Zorio, entre muchos otros. El polifacético Rober Wilson fue uno de los más expresivos en las alabanzas a las posibilidades del espacio y así lo transmitió públicamente en su exposición.

Todolí insiste en la importancia de conjugar tiempos pretéritos con la expresión contemporánea para estimular a ésta, por lo que concluye que la futura ampliación del IVAM no sustituirá la función de las dos salas de El Carme, quebrándose el modelo original. A partir de verano se cerrarán estas salas para iniciar la segunda fase del Museo del XIX.

En la misma línea se expresa la ex directora del IVAM, Carmen Alborch. La ex ministra de Cultura recuerda que desde sus orígenes el museo ha contado de manera complementaria con las dos sedes y que la de El Carme ha atesorado un gran reconocimiento entre los artistas, muchos de los cuales se involucraban en la vida de la ciudad al trabajar diversos días para crear sus salas ex profeso para El Carme. Considera 'injustificada' la decisión, al margen de cualquier opinión sobre el Museo del Siglo XIX, y denuncia el silencio que rodea el proyecto, lo que contrasta con un periodo en el que la Generalitat organiza continuamente todo tipo de 'charlas, conferencias y encuentros mundiales'.

La ex conservadora del IVAM y ahora responsable artística de la Fundació Tàpies, Nuria Enguita, abunda en la idea de que la política cultural se desarrolla 'sin debate público', sin intervención de los especialistas y de la sociedad. Enguita apunta que ya hace unos años que El Carme estaba desapareciendo en contraste con la 'visibilidad' que tenía al principio y critica la falta de análisis a la hora de prescindir sin ninguna base de un proyecto con una programación 'radical' de gran interés como el representado por las salas 'privilegiadas' del Centre del Carme, para hacer otro museo.

El primer director del IVAM e ideólogo del mismo Tomás Llorens dijo ayer desconocer que el Museo del Siglo XIX absorberá las salas Ferreres y del Embajador Vich, y calificó de 'grave' la decisión, que rompe una línea de actuación que funciona 'desde el principio'. Ahora bien, el conservador jefe de la Thyssen se manifiesta a favor del Museo del Siglo XIX debido a la 'gran importancia' que tuvo el periodo en Valencia', 'desde Sorolla y Pinazo, hasta Domingo o Cecilio Pla'. Pero ha de ser un centro independiente y no la actual extensión del Museo de Bellas Artes de Valencia. Un problema sin resolver, pues esta pinacoteca es de titularidad estatal y gestión autonómica y por el momento el Ministerio de Cultura no se ha comprometido en la financiación del nuevo museo.

Matizando su primera manifestación, Llorens aseguró, además, que se puede encontrar la manera de continuar con el objetivo del Centre del Carme en las futuras instalaciones del IVAM, tras su anunciada ampliación.

Una ampliación que estaba previsto finalizar para esta legislatura, pero que está muy retrasada. No se cumplirán los plazos, dado que aún no se han realizado ni las expropiaciones necesarias, por lo que el IVAM funcionará desde el verano sin su segunda sede de El Carme. De hecho, la subsecretaria de Promoción Cultural, Consuelo Ciscar, prevé inaugurar la primera fase del Museo del Siglo XIX en marzo de 2003, para antes de las elecciones autonómicas. Ciscar ha explicado que el consejo rector del IVAM aprobó la cesión hace más de un año. Desde el instituto que dirige Kosme de Barañano no ha habido ninguna declaración oficial ni se ha anunciado públicamente tal cambio desde entonces. Nada se ha dicho. No obstante, existe malestar ante lo que muchos consideran una imposición.

Habrá un museo más. Y un museo discutido. Si ya lo fue el Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad, promovido por el ex presidente de la Diputación de Valencia y actual consejero de Cultura, Manuel Tarancón, el del XIX, impulsado por Ciscar, más, porque afecta a unas salas de otro centro. Edificar museos se ha convertido en una acción prioritaria de la gestión política. En ocasiones se justifica por la necesidad de rehabilitar edificios antiguos, aunque no haya consenso sobre su uso. La Generalitat planea presentar el proyecto de museo decimonónico en la próxima feria Arco.

Quizá entonces ya haya más elementos de juicio, porque apenas hay información al respecto. de modo que, por ejemplo, Andreu Alfaro, se queda sorprendido ante la desaparición de las salas del IVAM. 'Una serie de exposiciones no se podrán hacer sin El Carme', apunta a bote pronto, al tiempo que reclama rigor y análisis.

Tampoco sabía nada Carmen Calvo, artista que ha expuesto en el IVAM Centre del Carme, y que se muestra muy crítica. 'Se pierde un gran espacio, que gusta mucho a los artistas, y que daba oportunidad a los artistas jóvenes y más experimentales'. 'No tengo elementos de juicio, pero su trayectoria es muy importante', opina José Sanleón, otro artista que ha exhibido su trabajo en las salas de El Carme. Sanleón destaca las exposiciones organizadas por Todolí en el espacio y pide tiempo para conocer el proyecto del XIX, que no rechaza a priori.

El comisario de aquella exposición de Sanleón, el crítico y vocal del consejo rector del IVAM Román de la Calle, subraya el 'reto muy atractivo' de exponer en El Carme y el hecho de que algunos artistas 'casi preferían ese espacio', en vez del Centre Julio González. Sobre el Museo del Siglo XIX dice que ese periodo artístico tiene 'mucho peso' en Valencia y cree que tendría una mejor lectura fuera del Museo de Bellas Artes. Pero ha de haber mucha generosidad de todas las instituciones para ceder sus obras, además de contar con los coleccionistas privados.

Un punto en el que coincide Felipe Garín, director de la Escuela Española en Roma y vocal del consejo rector del IVAM, quien también propugna un centro que se dirija al tránsito del XIX al XX, a partir de Vicente López. Garín resalta la importancia del arte valenciano de Benedito, Domingo, Sorolla, Benlliure o Pinazo, pero advierte que no tiene sentido hacer ningún museo sólo con los fondos de Bellas Artes en El Carme, sino que se debe aglutinar las colecciones públicas y privadas y llegar a acuerdos con el Museo Sorolla de Madrid. Además, considera que el 'sitio natural de Pinazo' -el IVAM tiene en depósito gran parte de su obra- sería el futuro museo. Garín, por otra parte, dice no entender por qué no se ha explicado la cesión de las salas del IVAM, cuyo espacio podría ser restituido en la futura ampliación de éste.

Hasta ahora, Ciscar ha anuncaido que los fondos permanentes del Museo del XIX, del que ahora funcionan sus dos salas de exposición temporal, procederán de Bellas Artes y la Diputación, entre otras instituciones. Además planea alcanzar acuerdos con el Museo Sorolla y con el Prado Disperso para exhibir sus obras de forma estable durante periodos de tiempo.

Tampoco duda el profesor de Historia del Arte y miembro del patronato del Museo de Bellas Artes Daniel Gil sobre el Museo del Siglo XIX si se cuenta con las obras importantes. Sin embargo, se muestra contrario a ubicar nuevos museos en antiguos edificios por la dificultad de habilitar todos los servicios que un centro de este tipo requiere hoy en día. Por otro lado, defiende la reconstrucción y lectura completa del claustro del Embajador Vich, que 'representa un hito en la arquitectura renacentista', dentro de la ampliación del Museo de Bellas Artes. Otra decisión polémica, pues comporta el desmontaje de esos elementos arquitectónicos instalados en una de las salas del IVAM Centre del Carme. Ya en su momento, el instituto mostró su malestar por esta decisión. Un malestar que en el caso de la asociación de vecinos Amics del Carme se trata de una oposición directa cuando se pretende desmontar un conjunto instalado precisamente en el siglo XIX. Esta operación empezará en verano.

Muchos de los consultados lamentan la oportunidad perdida de crear en el convento de El Carme un centro de convivencia y formación para artistas, que permita la interacción entre distintas expresiones, en consonancia con la arquitectura de un edificio que guarda las huellas del paso de la historia. Una idea antigua para rehabilitar el edificio y dotarlo de vida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de enero de 2002