Puig renuncia a apartar a Carles Francino del informativo de TV-3

El comité profesional acoge positivamente la rectificación

Ya no hay caso Francino. Lo que amenazaba convertirse en un enfrentamiento entre los profesionales de TV-3 y su director general, Miquel Puig, ha quedado desactivado. Puig ha dado marcha atrás en su decisión de relevar a Carles Francino al frente del Telenotícies Vespre, un informativo que se ha convertido en un referente profesional en la cadena. Lo hizo a instancias del director de informativos, Ramon Rovira, quien había propuesto el relevo de Francino pero ayer decidió rectificar al comprobar que era interpretado como fruto de la presión de CiU e iba a deteriorar el clima profesional en TV-3.

La decisión de Puig y la de Rovira fueron saludadas por los profesionales de la televisión autonómica como un refuerzo para la credibilidad del medio y una reafirmación de la autoridad de ambos directivos. Tanto frente a las presiones del Gobierno catalán como ante los propios profesionales.

La anulación de la propuesta de relevar a Francino fue anunciada por Rovira al consejo de redacción de TV-3 por la tarde, pocas horas después de que Puig hubiera explicado en una conferencia de prensa que era 'irrevocable', que lo realizaba 'a propuesta de Rovira' y que no era fruto de las presiones políticas del Gobierno catalán. Puig reconoció en aquel momento, sin embargo, que 'es público y notorio que hay personas a quienes no les gusta' el informativo de Francino. Pero precisó que había 'muchas más presiones para que se quede en el TN Vespre que para que se vaya'.

Los partidos de la oposición y los sindicatos habían acusado en los últimos días a Puig de haberse plegado a la voluntad del conseller en cap, Artur Mas, y a una campaña del Gobierno de CiU que duraba ya bastantes meses para disponer de unos informativos dóciles a sus necesidades ante el periodo electoral que se avecina, en el que los nacionalistas temen perder el Gobierno de la Generalitat.

Todo ello hizo que la renuncia a relevar a Francino fuera interpretada anoche como un triunfo de quienes han reclamado estos días la independencia de la radiotelevisión pública frente a los gobiernos de turno, entre ellos el Colegio de Periodistas de Cataluña.

El comité profesional de TV-3 felicitó a la dirección de la emisora por 'primar por encima de todo el clima de diálogo y colaboración con la redacción de informativos'. También destacó que 'rectificar decisiones que se podían malinterpretar' supone una 'reafirmación de la autoridad de Puig y de Rovira'. La sección de TV-3 del Sindicato de Periodistas de Cataluña (SPC) consideró la decisión como 'un triunfo del diálogo' y afirmó que a su juicio permite 'preservar el grado de credibilidad que TV-3 ha ganado en los últimos tiempos'.

Puig había notificado el pasado martes el relevo de Francino al Consejo de Administración de la CCRTV, en el marco de otros cambios en la emisora, y allí comprobó que este cambio era mal recibido por los miembros del consejo propuestos en su día por la izquierda y el PP.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS