Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Incendiada una tienda de campaña habitada

'Menos mal que mi mujer tenía una navaja y pudo cortar la tela, si no, no lo contamos'. Jose Ramón P. I., de 37 años, explicaba así cómo salvó la vida junto a su mujer en la madrugada del domingo, después de que unos desconocidos incendiaran la tienda de campaña en la que dormían desde que se instalaron en Tarragona, hace más de un año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de enero de 2002