Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Sergio, más rico que Woods a su edad

Tras triunfar en Hawai, el español es el golfista más joven en superar los 5,5 millones de euros

Sergio García ha vuelto a asombrar. No sólo ganó el domingo el primer torneo de la temporada del circuito profesional estadounidense de golf, sino que con los 803.697 euros (134 millones de pesetas) que logró de premio en el torneo de Kapalua (Hawai) se convirtió, a los 21 años, en el jugador más joven en superar los 5 millones de dólares (5,58 de euros, 928,4 de pesetas) de ganancias. Tal precocidad ni siquiera la había logrado Tiger Woods, de 26 años, la estrella y referente del jugador castellonense, que acabó a siete golpes. En 1996, en sus inicios, sumó 888.000 euros (148 millones de pesetas).

El Niño tiene momentáneamente otro récord insólito más. Encabeza las listas de premios de los dos grandes circuitos. El estadounidense, que acaba de empezar, y el europeo. Él mismo bromeó al respecto: 'Cuando sea viejo podré decir a mis sobrinos que fui el número uno en ganancias al menos por una semana'. Sergio, con su triunfo, confirmó en todo caso sus pretensiones de ser en 2002 el número uno en los dos circuitos. Su programa de la temporada incluye 15 torneos del estadounidense y 11 del europeo.

Ningún jugador había acumulado hasta ahora el liderato de ganancias en Estados Unidos y en Europa. Woods, claro, ganó tanto en 1999 y 2000 como para reinar en ambos lados, pero nunca ha jugado el circuito europeo.

De momento, el reino de El Niño puede durar un tiempo, puesto que va a jugar también en Hawai el segundo torneo del circuito de la PGA, dotado globalmente con 4,46 millones de euros (732 millones de pesetas), mientras que Woods ha decidido ir al Open de Nueva Zelanda. El Tigre irá pese a la carta con cianuro dirigida a la embajada de Estados Unidos en Wellington y en la que se amenazaba con perturbar su visita. Las medidas de seguridad tomadas por la policía local serán excepcionales.

Sergio hizo un torneo de Kapalua de menos a más. Empezó a 10 golpes de la cabeza; el segundo día se acercó a siete; el tercero a cuatro y terminó el domingo con un recorrido récord de 64 golpes, con ocho birdies, un eagle y un sólo bogey. Ello le permitió anular la desventaja con los líderes, los estadounidenses Verplank y Perry e igualar con otro estadounidense, David Toms. Éste llevaba tres golpes de ventaja al español, pero García estuvo pletórico. Tanto que sólo necesitó un hoyo de desempate. Con un birdie, El Niño puso fin a una remontada triunfal. 'Es fabuloso comenzar de esta manera. Me da confianza y me va a ayudar a mejorar durante la temporada. Ahora, simplemente se tratará de seguir el impulso y ganar lo más posible', comentó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de enero de 2002