Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LO MÁS ÚTIL | EL VIAJERO HABITUAL

Abecé del esquí de fondo

En Europa, la mitad de los aficionados al esquí alpino practican también el de fondo; en España, solamente el 5%. La falta de tradición, la exigencia de un mayor esfuerzo físico y, por qué no decirlo, una estética menos glamourosa han convertido el esquí nórdico en el hermano pobre de la nieve. Para sus incondicionales, sin embargo, este deporte -nacido muchos siglos atrás en las planicies escandinavas- es más barato, más saludable y más natural que deslizarse por laderas preparadas artificialmente utilizando medios mecánicos de remonte.

En España hay muchos lugares donde se puede disfrutar de esta divertida actividad al aire libre; casi todas las estaciones de esquí convencionales disponen de circuitos específicos, y hay cerca de una veintena de centros invernales dedicados exclusivamente a su práctica, la mayoría en las montañas de Aragón y Cataluña.

Las mejores pistas

La estación de esquí de fondo con más kilómetros de pistas -58 en total- se ha inaugurado en 2001; se llama Virós-Vallferrera y está ubicada en el Pallars-Sobirá, provincia de Lérida (973 62 43 26 y www.alins.ddl.net/eimvallferrera.es). Tiene varios circuitos de diversas dificultades entre los 1.290 y los 1.970 metros de altura, dentro del bosque de Virós. El forfait en día festivo cuesta 4,20 euros para adultos y 3,60 euros para niños. Dentro del Pirineo catalán son también frecuentadas y de buenas dimensiones las estaciones de Aransa, Guils Fontanera y Lles, en la Cerdanya, y Sant Joan de L'Erm y Tuixent la Vansa, en el Alt Urgell.

En el Pirineo aragonés, La Partacua (25 kilómetros de pistas, 974 48 74 95), en el valle de Tena; Fanlo del valle de Vio (22 kilómetros, 974 48 90 10), en Ordesa, y Los Llanos del Hospital (15 kilómetros, 974 55 20 12), en Benasque, son las más grandes; hay otras más pequeñas, pero muy bonitas, en los valles de Echo, Ansó y Aragües del Puerto, al oeste de Jaca. Precisamente en Huesca, en Candanchú (974 37 31 94 y www.candanchu.com), está el mayor circuito de fondo de España dentro de una estación de esquí alpino: 35 kilómetros de longitud total, en unión con la francesa de Le Somport. Forfait día, adulto, 5,40 euros; infantil, tres euros.

Aprender

Los comienzos no ofrecen dificultad, sobre todo para los que ya han practicado el esquí alpino. En cinco días de clases (15 horas en total) se aprende lo suficiente para disfrutar mucho. Según la estación, el cursillo de una semana puede costar entre unos 60 y 100 euros.

Lo más difícil de esta modalidad de esquí es dominar el giro y el descenso. Hay dos estilos básicos: clásico y skating. En el primero, el esquiador avanza a pequeñas o grandes zancadas, como si caminara, o bien con los esquís juntos, impulsado por los bastones. En el segundo se lanzan alternativamente los esquís ligeramente hacia los lados en forma de tijera.

El equipo

El material es mucho más ligero y menos ostentoso que en la modalidad alpina. Básicamente, palos altos para impulsarse y guardar el equilibrio, esquís muy estrechos y livianos, fijaciones muy pequeñas que dejan libre el talón para poder caminar y botas igualmente ligeras, aunque impermeables. La ropa debe ser cómoda, poco pesada y que facilite la transpiración.

En el mercado hay infinidad de mallas técnicas que son perfectas para este deporte. Un equipo medio, con todos esos elementos, cuesta entre unos 300 y 500 euros. El alquiler del equipo puede salir por unos nueve euros al día por persona. Salomon, Fischer y Atomic son las marcas más usuales.

La cita

Los aficionados al esquí nórdico tienen, como cada año, su cita más importante en la estación leridana de Baqueira Beret. El 3 de febrero se celebra la carrera popular de fondo más importante de nuestro país: la Marxa Beret, que este invierno cumple su 25º aniversario. Está abierta a todas las edades y niveles, y se disputa sobre tres distancias: 30, 20 y 10 kilómetros en el Pla de Beret. El precio de la inscripción, desde 22 euros. La participación se puede formalizar en la Federación Catalana d'Esports d'Hivern (934 15 55 44); Balmes, 191; Barcelona, o en el albergue Era Garona, de Salardú, valle de Arán. Los organizadores esperan este año una concurrencia récord que rondará los 2.000 deportistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de enero de 2002