Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las familias dedican la mitad de sus ahorros a la renta variable

El 31% de las acciones cotizadas son propiedad de particulares

El 'capitalismo popular' continúa vigente en España, a pesar de que algunas colocaciones de acciones mediante Operaciones Públicas de Venta, las famosas OPV, han resultado negativas para los ahorradores. Actualmente, el 3o,5% de la capitalización bursátil que era de 85 billones de pesetas, 512.718 millones de euros, a finales de noviembre está en manos de las familias españolas. Así, el patrimonio de las familias en la Bolsa es de más de 26 billones de pesetas.

Hay varias razones para que los particulares mantengan su dinero en renta variable y entre ellas destaca el actual nivel de los tipos de interés. Las letras del Tesoro, por ejemplo, apenas devuelven lo que se come la inflación al cabo de un año, puesto que su rentabilidad actual es del 3,15% y en algún momento ha caído por debajo del 3%. Ningún activo del Tesoro ofrece una rentabilidad real, descontada la inflación, de más del 2,5% y los depósitos bancarios tampoco son muy generosos en estos momentos.

El porcentaje del ahorro destinado a la renta variable, acciones y participaciones, es del 51,3%

El 'capitalismo popular' sigue vigente. El patrimonio de las familias en Bolsa es de más de 26 billones de pesetas

La confianza de los españoles en la Bolsa es, con diferencia, la más alta de Europa. El porcentaje del ahorro de las familias destinado a la renta variable, acciones y participaciones, es del 51,3%. Esto quiere decir que los españoles han puesto más de la mitad de sus ahorros en productos de alta volatilidad y futura rentabilidad, pero que en este ejercicio ofrecen un descuento medio del 7,22%, según el índice general de la Bolsa de Madrid.

Pero la Bolsa española no sólo resulta atractiva para los inversores y ahorradores locales. Hasta finales de noviembre el 63% de las operaciones realizadas en la Bolsa las habían hecho inversores extranjeros. Esta actividad ha sido a lo largo de este año vendedora, puesto que, con datos de finales de julio, las operaciones de inversores extranjeros ofrecían un saldo negativo de 12.354 millones de euros, más de dos billones de pesetas, como consecuencia del proceso de desinversión que ha afectado este año a todos los mercados de valores.

Aun así, los no residentes mantienen en su poder el 35% de las acciones de empresas españolas cotizadas en la Bolsa, constituyendo el grupo de propietarios más importante de nuestro mercado.

El proceso de privatización de empresas públicas iniciado años atrás y que en las dos últimas legislaturas ha alcanzado su culminación, ha llevado al Estado a disminuir hasta niveles testimoniales sus participaciones en la Bolsa, aunque todavía mantiene el control de algunas de las grandes empresas gracias a la 'acción de oro'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de diciembre de 2001