Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

Felizmente abducidas

Mercedes Carbonell y Marina Núñez confrontan similitudes y diferencias en una exposición en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo.

Mercedes Carbonell (Sevilla, 1963) le ha puesto a la realidad del mundo su misma cara. Marina Núñez (Palencia, 1966) utiliza muchas mujeres para reivindicar un mundo donde exista el derecho a la diferencia. No es una adivinanza, sino los puntos de partida del trabajo de dos artistas que no se conocían de nada y un buen día descubrieron -como ocurre con los experimentos científicos-, que estaban llegando a las mismas conclusiones estéticas. Ambas viven tan absortas en sus creaciones que se sienten abducidas y así han titulado su exposición conjunta en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) de Sevilla. Abducidas entrelaza 24 obras de cada una de las artistas a través de un recorrido casi laberíntico por las salas del CAAC, que ocupa el antiguo monasterio cartujo de Santa María de las Cuevas. La señora Hyde es una instalación que las dos artistas han realizado especialmente para ese espacio. De un autorretrato de Mercedes Carbonell sale, como si se tratara del espíritu, la figura de una cyborg que se repite en una especie de arco hasta que se incorpora a otro autorretrato de Carbonell.

ABDUCIDAS

Mercedes Carbonell y Marina Núñez Centro Andaluz de Arte Contemporáneo Avenida de Américo Vespucio, 2 Isla de la Cartuja. Sevilla Hasta el 18 de enero de 2002

La historia de este encuen

tro, que ha comisariado Margarita Aizpuru y es la muestra más ambiciosa dentro del programa de nuevas tendencias del CAAC, comenzó hace tres años cuando la pintora sevillana vio un catálogo de Marina Núñez. 'Me quedé impresionada ante la cantidad de cosas que nos unen: la figuración, la pintura, la utilización del cuerpo de la mujer, la locura o el desdoblamiento de personalidad', comenta Carbonell.

Las obras de Mercedes Carbonell son siempre autorretratos y en muchos de ellos su imagen aparece desdoblada como en Artista y extraterrestre o ¿Por qué no te querrás creer que te quiero tal como eres? 'Padezco un trastorno psiquiátrico, personalidad bipolar. Es algo que ahora está controlado, pero sientes como si no supieras quién hay dentro de ti. Creo que es una enfermedad muy de artistas', comenta Mercedes Carbonell. Frente al mundo intuitivo y cotidiano de Carbonell, Núñez tiene un discurso más intelectual en el que defiende el derecho a la diferencia. La artista palentina, que trabaja en Madrid, presenta piezas desde 1995, año en el que realizó su serie sobre la locura. Ahora apuesta por el cuerpo maltratado con sus cyborgs. La novela gótica de terror inspira muchas de sus piezas en las que utiliza fotografía, pintura e instalación para hablar de la antigua idea del alma y de cómo hoy se ha convertido en información.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de diciembre de 2001

Más información

  • Mercedes Carbonell y Marina Núñez