Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El misterio rodea la última despedida a George Harrison

Sus cenizas se esparcirán en un río de la India

La familia de George Harrison mantenía ayer un hermético silencio sobre los preparativos de la última despedida del ex beatle. Devoto practicante de una tradición hindú, sus cenizas deberían esparcirse sobre las aguas de un río de la India para facilitar su viaje espiritual durante el proceso de reencarnación. Dos discípulos de Hare Krishna, que acompañaron con sus cánticos al guitarrista en las horas previas a su muerte, ayudan a su viuda e hijo, Olivia y Dhani.

El silencio envuelve el viaje espiritual de George Harrison. La Sociedad Internacional para el Conocimiento de Krishna, que el guitarrista apoyó moral y financieramente, aguarda las instrucciones de la familia, según resaltó ayer una portavoz de la comunidad en Londres, Varshana Devi-Dasi. El guitarrista practicaba el vaisnavaísmo, la tradición del hinduismo que sigue las creencias del dios Krishna, y cánticos espirituales acompañaron su muerte física, el pasado jueves. 'Él creía que somos seres espirituales, de vida eterna. El cuerpo muere, puesto que sólo es un vehículo, pero el espíritu emprende un viaje hasta reencarnarse en otro cuerpo', explica Devi-Dasi.

La familia siguió los rituales a rajatabla. Dos discípulos hindúes, Mukunda Goswami y Shyama Sundara, entonaron el Hare Krishna en las horas previas a su muerte, a consecuencia de un cáncer incurable. Y el cuerpo de George Harrison fue quemado menos de 24 horas después. Volcar las cenizas sobre las aguas de un río sagrado de la India, para facilitar el viaje espiritual del fallecido, sería la última fase en las ceremonias de despedida del famoso guitarrista.

Viuda e hijo desean celebrar en la intimidad esta simbólica ofrenda. Es posible que lo hayan conseguido, a pesar del batallón de periodistas y fotógrafos que montan guardia estos días en diversos puntos de la India. Dos ríos, Ganges y Yamuna, se anticipan como escenarios de la ceremonia que podría partir de un templo cercano. Pero existe casi un millar de accesos con escalinatas a estas aguas y los líderes espirituales hindúes respetan los deseos de la familia Harrison. 'George Harrison fue una persona muy privada y se aseguró de que sus últimos días fueran también privados. La familia dispone de la guía espiritual de dos discípulos muy cualificados'.

'Deuda eterna'

La sociedad Hare Krishna se siente 'en deuda eterna' con el fallecido músico. En 1973, Harrison donó a la comunidad una magnífica finca, al norte de Londres, que la comunidad ha erigido en su principal templo de meditación y estudios del Reino Unido. Financió proyectos musicales y la publicación de una colección de textos filosóficos que fueron traducidos directamente del sánscrito, la lengua clásica hindú, al inglés. 'Contribuyó enormemente en la propagación de nuestra tradición en el mundo occidental. Se sentía inspirado por el hinduismo, y sus contribuciones han sido siempre muy generosas', admite Devi-Dasi.

George Harrison no olvidó a sus amigos hindúes. De acuerdo con la prensa estadounidense, el desaparecido beatle ha dejado en herencia hasta el 10% de su fortuna a la comunidad Krishna. 'Estamos de luto y no queremos abordar el tema. Oficialmente, no sabemos nada', adelanta la portavoz. Otras fundaciones benéficas también recibirán 'millones de pesetas' del músico, según ha publicado The New York Post.

La herencia del guitarrista, que algunos estiman por encima de los 50.000 millones de pesetas, incluye los derechos de sus canciones y los beneficios de sus trabajos como productor de películas tan míticas como La vida de Brian, de los Monty Python. Olivia y Dhani serán sin duda los principales destinatarios de la fortuna.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de diciembre de 2001