Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas rechazan la vicepresidencia de la comisión de autogobierno

La comisión parlamentaria sobre autogobierno quedó constituida ayer con la elección de su mesa, que estará integrada únicamente por representantes de los grupos del tripartito, por la negativa del PSE a aceptar la vicepresidencia que le fue ofrecida.

La negativa socialista, la explicación de su portavoz, Rodolfo Ares, y su interpretación por los grupos del Ejecutivo eclipsaron la propia constitución de la comisión, que presidirá la parlamentaria peneuvista Elixabete Piñol, con Rafael Larreina, de EA, en la vicepresidencia y Antton Karrera (IU) en la secretaría. EA había renunciado a su lugar en favor del PSE, pero los socialistas se negaron finalmente ayer a ocupar ese puesto. Ares justificó esta postura en la inexistencia de un pacto global sobre otros nombramientos institucionales que debe hacer la Cámara y explicó que su grupo no quiso aceptar el ofrecimiento al margen del resto de la oposición, es decir, del PP. Los grupos del Gobierno adujeron que la constitución de la comisión no podía esperar a ese pacto global, que, según aseguraron, el PSE no llegó a pedir.

Tras la defensa que hizo Castro del acuerdo suscrito la víspera, buena parte de los ertzainas asistentes alabaron el hecho de que se haya "conseguido tumbar el Egunsentia (amanecer)", el sistema de organización diario del trabajo de los policías. Pero denunciaron que para que el equipo de Interior "entrara en razón" y hacerlo realidad "haya hecho falta que ETA asesine a dos compañeros", en alusión al doble crimen de Beasain del pasado viernes. Pese a ello, el patrullero de base, el agente antidisturbio o el investigador criminal que ayer tomó la palabra no se fía del departamento, incluso cree que aplicar el pacto con la actual cadena de mando policial es un imposible.

Lo dijo metafóricamente tras la reunión el anterior secretario general de Erne, Joseba Bilbao, fuertemente aplaudido en sus dos intervenciones vehementes e incendiarias: "El agua bendita sirve para bendecir, pero no vale para freír huevos", afirmó en alusión a la cadena de mando que debe aplicar la nueva filosofía de trabajo. Estos mandos policiales se reunieron ayer con los responsables de Interior para conocer el calado de un acuerdo que acaba con un sistema de trabajo implantado en la última etapa el consejero Juan María Atutxa.

De hecho, varios intervinientes en la asamblea de Erne señalaron que el problema no es arbitrar un sistema de trabajo en el que el ertzaina haga su trabajo sin correr riesgos innecesarios, sino "que no haya incompetentes en la cadena de mando". "No podemos convertirnos en el ejército de Pancho Villa, decidiendo cada uno qué hacer en cada ocasión. Esa no puede ser la alternativa, Iñaki, porque es un criadero de conflictos y expedientes", advirtió un subcomisario.

Movilizaciones

El propio Castro admitió ante sus afiliados que tampoco él se fiaba del departamento, aunque pidió un "ejercicio de responsabilidad" y defendió las bondades del pacto suscrito por "todas las centrales sindicales" para explicar su posición en la mesa negociadora.

Fueron las palabras del mando citado las que concatenaron varias intervenciones en favor de "liquidar las cabezas, los mandos de la Ertzaintza" y tras la cual hubo numerosos ofrecimientos para "hacer lo que sea" a nivel de movilizaciones -se barajó la posibilidad de llenar con centenares de pollos la residencia oficial del lehendakari- y hacer realidad la seguridad que exigen los agentes. La Junta Rectora de Erne se reúne hoy para estudiar todas las ideas expuestas en la asamblea y preparar la reunión que mantendrán la próxima semana los cuatro sindicatos con Interior, para profundizar en las medidas de seguridad desgranadas por el viceconsejero Mikel Legarda. Entre ellas, la dotación de inhibidores de frecuencia, perturbadores, pistolas, chalecos, furgonetas blindadas, escáneres, agilización de cambio de matrículas de vehículos particulares y de segundas armas, coches camuflados, atención sicológica o un plan de reciclaje de tiro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de noviembre de 2001