Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | Segunda

El Badajoz y el Racing de Santander se embalan

El Racing de Santander y el Badajoz alargaron una semana más sus respectivas rachas, que coinciden con los cambios de entrenador. Parece algo normal en el Racing, al margen de la entrada de Setién por Benítez, porque en la plantilla cántabra hay mucha calidad para lo que se estila en la categoría. Sorprende mucho más en el Badajoz, un equipo marcado por la modestia que ha pasado de ganar un partido en once jornadas ha enlazar cinco triunfos consecutivos. Aunque equipos como el Xerez y Burgos siguen ahí, empeñados en llevarse el título de equipo revelación, por los puestos altos empiezan a asomar nombres tan ilustres como los del Racing o el Recreativo.

Desde la llegada de Setién había vuelto la alegría al Sardinero, con buen fútbol y muchos goles. Quedaba la asignatura pendiente fuera de casa, que el Racing aprobó ayer gracias a un gol de Neru en Albacete. De esa forma se rompieron dos rachas: la positiva del Alba, que no había perdido en casa; y la negativa del Racing, que no ganaba fuera desde hace 19 meses. Con el técnico portugués Alhinho, el Badajoz no distingue de campos. Gana igual en casa que fuera. Hasta cinco veces seguidas desde el cambio de entrenador. Eso sí, casi siempre le basta con un gol porque sigue siendo un equipo basado en la seguridad defensiva. La victoria de ayer frente al Jaén ha encaramado al equipo extremeño en la mitad de la tabla, a menor distancia de la zona de ascenso que de la que hasta ahora le agobiaba del descenso.

El resultado de la jornada fue el 1-5 de Los Pajaritos, que vino a confirmar la fortaleza del Burgos en sus desplazamientos. Si no fuese por sus problemas en El Plantío, el equipo de Enrique Martín estaría ahora disputándole el liderato al Atlético. Ayer se desbocó frente a un Numancia irreconocible. El palo puede suponer la destitución de Celestino Vallejo, una apuesta de la casa a punto de agotarse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de noviembre de 2001