Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal recurre la sentencia contra Manzanares y critica que se pida el indulto porque es juez

Mena asegura que el tribunal tuvo una 'extraordinaria imaginación jurídico-científica'

El fiscal jefe de Cataluña, José María Mena, anunció ayer que recurrirá contra la sentencia que absolvió al juez de vigilancia penitenciaria José Ramón Manzanares de prevaricación por haber dictado resoluciones injustas al pedir informes innecesarios a la cárcel. Según Mena, el tribunal tuvo una 'extraordinaria imaginación jurídico-científica para encontrar una tesis' e imponerle una pena mínima. Al mismo tiempo, criticó que el tribunal pida el indulto al Gobierno porque 'parece que lo que quieren decir es que eso sería válido siempre que el acusado sea un juez',

En síntesis, el razonamiento del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) es que las 700 resoluciones que adoptó Manzanares pidiendo a la cárcel más informes de los presos no son decisiones judiciales prevaricadoras tomadas una por una, pero si se analizan en su conjunto sí configuran un delito de retardo malicioso. En la práctica, la actuación de Manzanares impidió a decenas de presos salir de permiso en la Navidad de 1998.

La pena impuesta por el tribunal fue mínima (30 meses de inhabilitación y suspensión de la condición de juez) en comparación con los 15 años que, además, le pedía la fiscalía por el supuesto contenido prevaricatorio de esas resoluciones.

'Nuestra tesis es que si todas esas resoluciones son dolosas por su abundancia es porque cada una lo es en sí misma', afirmó el fiscal jefe. Por eso, y utilizando un tono irónico, Mena elogió el 'nivel encomiable de sinceridad del tribunal' y aseguró: 'La sentencia contiene una serie de consideraciones tan favorables a la fiscalía que estamos a punto de agradecer la abundancia de datos que nos han dado para recurrir'.

El tribunal que impuso la pena mínima a Manzanares estaba presidido por Núria Bassols, una magistrada que no está especializada en derecho penal y que pertenece, como Manzanares, a la mayoritaria y conservadora Asociación Profesional de la Magistratura (APM). La sentencia tardó más de un mes en dictarse desde que acabó el juicio. Entre los integrantes de ese tribunal no estaba el presidente del TSJC, Guillem Vidal, quien declinó formar parte de aquél porque en su día transmitió al Poder Judicial las quejas que reibió contra Manzanares desde distintos sectores judiciales.

Con todo, el fiscal jefe de Cataluña precisó que la decisión última de que se recurra contra la sentencia ante el Tribunal Supremo depende del fiscal general del Estado. Por eso, añadió Mena, si finalmente no se recurre será 'por razones evidentemente técnicas'. Manzanares es hijo del que fuera vicepresidente del Poder Judicial y actual consejero de Estado José Luis Manzanares.

En otro momento de su encuentro con la prensa, Mena se refirió a la petición parcial de indulto parcial para Manzanares que realizó el TSJC y recordó que los jueces no dicen que existe una desproporción entre el delito y la pena impuesta, sino que lo fundamentan en la condición de juez del acusado. 'Parece que dicen que la inhabilitación es demasiado para un magistrado' y que, por tanto, 'el indulto es válido siempre que el acusado sea un juez', aunque no se precisa sobre qué parte de la pena se reclama la medida de gracia.

'Si no se le echa carne a la olla, no puede salir el caldo'

'Usted ponga una olla con agua a calentar y si cuando hierve no le echa carne, no le saldrá el caldo. Luego ya discutiremos cómo lo cocinamos'. Con esta metáfora se refirió Mena a la falta de medios que tiene la justicia para poner en marcha los juicios inmediatos anunciados por el ministro de Justicia, Ángel Acebes, para juzgar en menos de 72 horas desde la detención, los delitos penados con hasta tres años de cárcel. Una propuesta de CiU apoyada por todos los grupos prevé que la medida se aplique a los casos de violencia doméstica, pero Mena advirtió que eso no es posible si no se cambia la ley, y lamentó que 'algunas medidas surgidas desde Cataluña no se hayan consultado con la fiscalía'. Con la ley actual no se pueden celebrar juicios inmediatos si no han sanado las heridas sufridas por una mujer maltratada. Pero al margen de las trabas legales, el fiscal jefe advirtió que 'o se pone mucho más dinero sobre la mesa para dotar de medios a la justicia o tendremos más palabras que resultados'. Y por medios especificó que estaba reclamando juzgados de guardia las 24 horas del día, más personal judicial y más policial para investigar los delitos. Actualmente, lo más parecido a los juicios inmediatos son los llamados juicios rápidos, que se llevan a cabo a los tres días de producirse el delito. Barcelona es, con diferencia, la ciudad española que más juicios rápidos celebra actualmente -cerca del 50% de las causas-. Pero sólo es posible realizarlos en Barcelona porque en Girona, Lleida, Terrassa, Sabadell o L'Hospitalet no hay los medios necesarios. En otro momento, Mena censuró también que la reforma de la ley de protección de menores impulsada por la Generalitat para internar a los niños de la calle haya sido paralizada por los grupos de la oposición en el Parlament. 'Si ponemos palos a la rueda, el carro nunca empezará a andar', dijo Mena, aunque advirtió que el proyecto actual necesita reformas para no ser inconstitucional y que la decisión administrativa se someta al control judicial. 'Ahora bien, con la lentitud en resolver ese problema estamos creando una fábrica de criminalidad', dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de noviembre de 2001

Más información