Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez imputa a 11 policías por el desalojo de una casa ocupada

Una juez de Barcelona ha imputado a 11 de los policías antidisturbios que participaron el pasado 17 de julio en el desalojo de un inmueble contiguo a la Kasa de la Muntanya, operación que se saldó con la detención de 19 de los ocupantes de este último edificio. Fuentes judiciales informaron de que los policías están denunciados por los presuntos delitos de robo, detención ilegal, daños y lesiones.

La operación policial de este desalojo fue dirigida por el inspector jefe Silverio Blanco, ex jefe de los antidisturbios del Cuerpo Nacional de Policía en Barcelona, que también está imputado en la denuncia presentada por un grupo de entidades contra la policía y la delegada del Gobierno en Cataluña, Julia García-Valdecasas, por los incidentes de la manifestación antiglobalización del pasado 24 de junio en Barcelona.

Ante estas imputaciones, fuentes policiales han asegurado que existía una orden de desalojo de una casa, pero que los agentes fueron objeto de una agresión 'flagrante', por lo que se decidió actuar contra los ocupantes de la otra casa y 'detener lo que estaba siendo un atentado'.

Además la juez ha citado a declarar para que ratifiquen su denuncia a una docena de los 19 okupas que fueron detenidos aquel día por la policía. La magistrada ha abierto las diligencias contra los policías por considerar 'oportuno' esclarecer los hechos y determinar las personas que participaron en ellos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de noviembre de 2001