Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Por un eje tranquilo

Con las obras del desdoblamiento, la antigua carretera C-1411 se convertirá en autovía europea que a toda velocidad recorrerá las comarcas del Bages y el Berguedà. Frente al ajetreo de coches y camiones, quiero reivindicar el eje tranquilo de las personas. El valle del Llobregat es el hogar de varios miles de personas y posee importantes valores naturales y culturales, y una calidad de vida que debe preservarse.

Hasta 1974 circulaba por el valle el pausado carrilet. Se conservan todavía viaductos, túneles y estaciones. La antigua vía permitiría establecer un paseo extraordinario para peatones y bicicletas entre Pedret y Balsareny, donde enlazaría con Manresa por la vía verde de la Sèquia. Unos setenta kilómetros de vía lenta al servicio de los ciudadanos y de los visitantes del futuro Parque de las Colonias.

Las denominadas vías verdes -vías férreas en desuso reconvertidas en vías cívicas- son un signo de modernidad en toda Europa. En Cataluña ya tenemos los ejemplos del antiguo trazado de los carrilets de Olot y Sant Feliu de Guíxols, por donde hoy circulan miles de peatones y ciclistas. Si las obras del desdoblamiento no respetan la antigua vía, perderemos una parte de nuestra historia y de nuestro patrimonio cultural, y también una oportunidad de oro para construir un eje alternativo, respetuoso con el medio ambiente y tan europeo como el que más. ¿Nos los podemos permitir?

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de noviembre de 2001