Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica seguirá sin dar dividendo a sus accionistas

Telefónica seguirá con su política de no repartir dividendos a sus accionistas (más de un millón) aunque la cotización de las acciones registre una mala evolución, según aseguraron ayer, en una presentación a analistas, el consejero delegado de la compañía, Fernando Abril, y el director financiero, José María Álvarez. Las acciones de la operadora han llegado a caer durante este año más de un 50%, aunque, tras una fuerte recuperación, acumulan sólo un descenso del 8,9% en lo que va de año.

La operadora dejó de dar dividendos hace tres años por decisión del entonces presidente de la compañía, Juan Villalonga, que justificó la supresión por la elevada revalorización de las acciones, que hacían más rentable para los accionistas otras formas de retribución, como las ampliaciones gratuitas de capital.

Los responsables financieros de Telefónica dijeron también que la compañía finalizará el año con una deuda de 29.700 millones de euros, un nivel similar al registrado al término del tercer trimestre. Eso quiere decir que la operadora no prevé poder deshacerse a corto plazo de ninguno de los activos que ha puesto en venta, centrados en su filial de medios de comunicación y en su patrimonio inmobiliario, evaluados en hasta 5.000 millones de euros.

No obstante, la operadora defiende su salud financiera y, según dijo el director financiero, el próximo año no necesitará recurrir a ninguna emisión de bonos para refinanciar deuda tras la venta de 2.000 millones de euros realizada recientemente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de noviembre de 2001