Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS EFECTOS DEL TEMPORAL

Nueve carreteras siguen cortadas por el temporal de nieve

Nueve carreteras permanecían aún cortadas al cierre de esta edición: la CV 438, de Alpera a La Unde; la CV 503, del faro de Cullera, la CV 590, de Enguera a Navalón, la CV 651, de Moixent a Aielo de Malferit; la CV 665, de Ontinyent a Vallada; la CV 657, de Fontanares a Beneixama; la de La Marina, de Sagunto a Canet; CV 105 en la provincia de Castellón; y la CV-765 en Altea.La ligera mejoría de las condiciones meteorológicas registrada ayer hizo que otras pudieran ser transitables pero con cadenas, como la CV 125, que une Cinctorres con el límite de Teruel; la CV 170, que comunica Benafigos con Teruel; la CV 173, en el tramo que va desde la CV 15 a Teruel; la CV 1720, que conecta Vistabella con Masies; la CV 109, que va de Corratxar a Boixart; y la Pista de La Carcellera.

Por otra parte, el hombre desaparecido el pasado miércoles en Cortes de Pallàs cuando recogía setas no fue encontrado y los efectivos suspendieron la búsqueda a las 18.30 para reanudarla hoy.

Los pueblos de la comarca de Els Ports, al norte de Castellón, recobraban tímidamente ayer la normalidad tras soportar vientos de casi 100 kilómetros por hora y concentraciones de más de 50 litros de agua por metro cuadrado por lluvias, además de la nieve. Todavía se registraban problemas de comunicación por acumulación de nieve en caminos rurales, informa Amparo Panadero.

Alcoi y Alicante alcanzaron una mínima de tres grados, mientras que Xàbia y Rojales apenas sobrepasaron los cinco la pasada madrugada. La nieve, que generó un manto espeso puntos de la red viaria a su paso por La Marina Alta, L'Alcoià-El Comtat y Alt Vinalopó, obligó la intervención de los bomberos para rescatar vehículos atrapados, informa Rebeca Llorente.

Con Oliva son ya tres las localidades que han solicitado ayudas urgentes para la reparación de los desperfectos que el temporal ha provocado en la costa valenciana, informa Eva Batalla.

Las flotas pesqueras han permanecido amarradas en su mayoría durante los últimos días y se prevé que hoy puedan faenar.

El temporal no ha provocado, de momento, daños importantes en el campo. En conjunto, las lluvias conseguirán aumentar el calibre y la calidad de los cítricos, han eliminado la mosca de la fruta y ahorrarán riegos. Las organizaciones agrarias subrayaron ayer que el exceso de humedad puede haber causado el 'pixat' (aguado) en las variedades de clementinas en Valencia y Castellón. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA) y la Unió de Llauradors criticaron que el riesgo de 'pixat' sólo se contempla en los seguros agrarios de Castellón y solicitaron que la Comisión Territorial de Seguros Agrarios lo incluya en las tres provincias, informa Rosa Biot.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de noviembre de 2001