Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro alemanes aceptan tres años por secuestrar a un compatriota

La Audiencia de Alicante celebró ayer un juicio a cuatro ciudadanos alemanes acusados de secuestrar en Xàbia (La Marina Alta) a punta de pistola a un compatriota y reclamar por su rescate ocho millones de pesetas, en 1999. Los procesados aceptaron cumplir una condena de tres años de cárcel e indemnizar a la víctima con 500.000 pesetas.

Los hechos se registraron el 20 de septiembre de 1999, cuando Silvio Z., de 22 años, y Marcel P., de 27 años, colisionaron su vehículo contra el utilitario de la víctima, el empresario alemán Udo Korthaus. Según el relato del fiscal, los secuestradores bajaron del coche y, a punta de pistola, abordaron a la víctima y le introdujeron en el vehículo. Al llegar al municipio de Benissa, otro vehículo, conducido por Christian W., de 21 años y acompañado por Frank S., les esperaba, para trasladar al secuestrado hasta una inmobiliaria. Allí, la víctima logró adquirir parte del rescate, un millón y medio, y dejó a adeudar a los agresores el resto del dinero. Los autores del secuestro fueron arrestados durante la entrega del resto del botín.

El ministerio público modificó su petición inicial de condena y rebajó la pena a siete años al considerar que los hechos son constitutivos de un delito de detención ilegal y no de secuestro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de noviembre de 2001