Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El turco Fatih dice que en el Mallorca le marginan por ser musulmán

El defensa turco Fatih Akyel se ha despachado a gusto en la concentración que está realizando la selección de Turquía en Viena para enfrentarse a Austria en un partido de clasificación para el Mundial. 'En el Mallorca hay racismo, los técnicos (el alemán Bernd Krauss y el croata Sergio Kresic) prefieren a los cristianos (argentinos y yugoslavos) que a los musulmanes; no juego, por ello quiero regresar a mi país', declaró Fatih a dos medios de comunicación turcos, Hurriye y Fanatik. Las palabras de Fatih sentaron como un tiro en el vestuario mallorquinista, mientras que la directiva realiza gestiones para comprobar si el futbolista fue 'bien interpretado'.

El jugador turco, que se incorporó esta temporada al Mallorca procedente del Galatasaray, no ha tenido suerte en el fútbol español. Debutó en un amistoso ante el Arsenal y marcó en propia puerta uno de los dos goles que encajó Leo Franco. No ha tenido continuidad en las alineaciones, ni con Krauss ni con su sustituto Kresic, y tampoco le ha ayudado su desconocimiento del idioma español. Sus compañeros del Mallorca se comunican con él a través de un amigo turco residente en Palma de Mallorca, que siempre le acompaña a los entrenamientos, pero su aislamiento ha sido evidente.

'Estamos muy sorprendidos por las declaraciones de Fatih', dijo ayer el capitán del equipo balear Francisco Soler. 'Vamos a esperar a que regrese para que nos aclare si todo lo que ha dicho es verdad', subrayó el centrocampista balear.

Fatih ya se ha apresurado a matizar sus palabras aunque insiste en su deseo de regresar al fútbol turco ante la falta de aclimatación en la isla. Considera inadmisible que un futbolista titular con la selección de Turquía no ocupe un puesto fijo en el Mallorca.

Las denuncias de racismo vertidas por Fatih no han sido las primeras que se han escuchado en el Mallorca. El marroquí Ezaki Badou, uno de los grandes destacados en el Mundial de México de 1986, también acusó al técnico Lorenzo Serra Ferrer, ahora en los despachos del Barcelona, de marginarlo por su condición de 'moro'. El escándalo que se armó precipitó su salida de la entidad balear.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de noviembre de 2001