Necrológica:NECROLÓGICASPerfil
i

Marvin Harris, antropólogo

El conocido antropólogo estadounidense Marvin Harris (Nueva York, 1927), autor de libros como Caníbales y reyes, Bueno para comer o Vacas, cerdos, guerras y brujas, falleció el pasado 25 de octubre en Gainesville (Florida), a los 74 años. Formulador y principal representante de la teoría del materialismo cultural, que sostiene que la investigación antropológica ha de centrarse prioritariamente en el estudio de las condiciones materiales de la vida sociocultural, Harris es sobre todo conocido como uno de los divulgadores más estimulantes de la antropología. De ello son buen ejemplo los tres libros citados más arriba -parte de una producción de cerca de una veintena de títulos-, que alcanzaron en los años ochenta en España una gran popularidad.

Capaz de comunicar con un público muy amplio y hacerlo partícipe de sus teorías, Harris defendió, por ejemplo, la sugerente idea de que el canibalismo azteca no era una práctica ritual, 'una degustación superficial de las golosinas ceremoniales', sino toda una industria, una forma de compensar el déficit proteínico de una sociedad que carecía de otra posibilidad de procurarse carne a gran escala. El antropólogo propuso también interesantes explicaciones de la guerra o de los tabúes alimenticios: el porqué los hindúes no comen carne de vaca o los musulmanes cerdo, por ejemplo. Señaló que el ganado vacuno no podía sacrificarse originalmente en India porque eran los animales que tiraban de los arados de los que dependía la agricultura, y que en Palestina, una tierra pobre, era lógico no criar cerdos, dado que, a diferencia de ovejas y cabras, el ganado porcino compite en la alimentación con los humanos. El tabú alimenticio viene, pues, a sancionar religiosamente una necesidad práctica. Para Harris, en síntesis, hay una inequívoca prioridad causal de los costos y beneficios materiales con respecto a las creencias espirituales.

El autor, que fue profesor de Antropología en la Universidad de Columbia de 1951 a 1981 y luego en la de Florida hasta su retiro en abril de 2000, realizó trabajo de campo en Brasil, Ecuador, Mozambique e India. Plasmó sus teorías científicas del determinismo tecnoecológico y tecnoeconómico en libros como El desarrollo de la teoría antropológica. Una historia de las teorías de la cultura, que llegó a ser un libro de texto de la disciplina. La aportación científica de Harris es hoy objeto de discusión, pero millares de lectores le agradecerán siempre que les haya iniciado con mano amable en el mundo de la antropología e incitado a hacerse preguntas sobre la cultura y las sociedades humanas.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 07 de noviembre de 2001.

Se adhiere a los criterios de