Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Destruidas tres naves industriales en Almería tras arder casi doce horas

Un incendio, que se declaró poco después de las diez y media de la noche del pasado sábado, destruyó tres naves que estaban ubicadas en un polígono industrial de Almería conocido como La Celulosa. Una veintena de bomberos del parque de Almería participaron durante toda la noche en las tares de extinción del fuego, que quedó completamente controlado hacia las nueve de la mañana de ayer. No obstante, a lo largo de todo el día se mantuvieron varios retenes de prevención para evitar un repunte de las llamas.

El fuego comenzó en la calle Benitagla, en un almacén de muebles. El hecho de que la mayor parte del material que se guardaba en esa nave fuese de madera propició la rápida expansión de las llamas que se extendieron hasta dos naves colindantes, una perteneciente a una empresa de catering y la otra propiedad del Colegio Oficial de Arquitectos de Almería y destinada al almacenamiento del archivo.

En total, el incendio ha destruido unos mil metros cuadrados entre las tres naves. Tanto el almacén de muebles como el de catering quedaron absolutamente arrasados ya que se vieron afectados hasta los techos, que llegaron a desplomarse.

La nave en la que estaba el archivo del Colegio de Arquitectos también resultó muy dañada y fue precisamente en ésta en la que los bomberos mantuvieron durante todo el día de ayer una medidas especiales de vigilancia ya que había algunos rescoldos que amenazaban con volver a reavivar el fuego. 'Tenemos la nave totalmente inundada de espuma para evitar que los rescoldos que aún quedan puedan volver a reavivar el fuego', explicaron en la tarde de ayer los bomberos.

Dos pequeños camiones y una furgoneta que estaban dentro del almacén de muebles y de catering, también resultaron totalmente calcinados.

La magnitud del incendio dificultó las tares de extinción en las que se tuvieron que emplear hasta 300.000 litros de agua.

Afortunadamente, la rápida intervención de los bomberos evitó que el fuego se extendiera hacia otras naves cercanas y evitó que el desastre fuera aún mayor.

En estos momentos se están investigando las causas que pudieron originar el incendio. Los bomberos no tenían aún ayer ningún indicio sobre las posibles causas del fuego.

Además de acudir a la extinción del incendio declarado en el polígono industrial de La Celulosa, este fin de semana los bomberos del parque de Almería han tenido que sofocar un pequeño fuego declarado en una vivienda del barrio de Pescadería y también tuvieron que usar sus mangueras sobre una docena de contenedores quemados en actos vandálicos cometidos a lo largo del fin de semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de noviembre de 2001