Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El instituto forense necesitará tres años para ser autónomo

El Instituto Vasco de Medicina Legal, con sede en Bilbao, el primer centro forense autonómico que será capaz de realizar autopsias completas, no se va a poner en marcha hasta enero de 2002, un año y medio después de lo anunciado.

La implantación de un nuevo sistema organizativo y la dotación de personal son dos de las razones del retraso en la puesta en funcionamiento del instituto forense vasco. Recientemente han sido nombrados el director del centro y dos de los tres subdirectores. El siguiente paso será constituir su consejo de dirección.

La creación del Instituto Vasco de Medicina Legal fue aprobado el 1 de diciembre de 1998 por el Ejecutivo, tras recibir el visto bueno del Consejo General del Poder Judicial. Sus instalaciones fueron inauguradas oficialmente en marzo de 2000 en los sótanos del Palacio de Justicia de Bilbao. Sin embargo no van a funcionar por completo hasta enero del próximo año, según señala Inmaculada de Miguel, directora de Relaciones con la Administración de Justicia, quien desempeñó el mismo cargo en la anterior legislatura.

Con este servicio, el País Vasco se convierte en la primera comunidad autónoma que cuenta con un organismo de estas características, y se cumplirá un deseo largamente anhelado por los forenses. 'Permite racionalizar y especializar el trabajo forense y hará más comprensible a un tribunal de justicia nuestro trabajo científico en la sombra', explica Rafael Alcaraz, jefe del servicio de la clínica forense de Bilbao.

El año pasado se realizaron en las clínicas forenses vascas un total de 1.242 autopsias, un número similar al que se registró en 1999 (1.258). Ello significa que se practicaron casi cuatro autopsias diarias en la comunidad autónoma. Los reconocimientos médicos a personas lesionadas, inmersas en un procedimiento judicial, fueron en el año 2000 un total de 16.473, lo que supuso un incremento del 12,5% con respecto al ejercicio anterior.

Centro de referencia

La larga gestación del proyecto está a punto de concluir. A finales del pasado mes de septiembre, el Departamento de Justicia nombró primer director del centro al médico forense Luis Miguel Querejeta, quien hasta ese momento dirigía la clínica médico-forense de San Sebastián. Además, David del Valle Pérez fue designado como subdirector territorial en Guipúzcoa, y Manuel Verano, como responsable en Álava. Sólo queda pendiente el nombramiento del subdirector que se hará cargo de la misma responsabilidad en Vizcaya, ya que ninguno de los forenses actuales ha presentado su candidatura a ocupar dicha plaza, según señala De Miguel.

El instituto permitirá a los médicos forenses formarse y especializarse en áreas como la traumatología, psiquiatría y patología. Puede convertirse, asegura De Miguel, 'en un centro de referencia'.

La clínica forense, no obstante, tendrá que pedir ayuda a Madrid durante sus tres primeros años hasta ser totalmente autónoma. 'No podemos independizarnos totalmente, ni nosotros ni nadie, porque todos los laboratorios tienen una conexión entre sí', asegura Alcaraz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de octubre de 2001