Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PP y PA liman sus diferencias y reeditan el pacto en Sanlúcar

PP y PA reeditaron ayer el pacto de gobierno que rompieron hace un año en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz, 61.000 habitantes) para lograr 'la estabilidad' política necesaria que 'impulse' el desarrollo de este municipio de la costa gaditana, sometido en los últimos años a muchos vaivenes políticos y denuncias judiciales. Para cerrar este acuerdo, populares y andalucistas han debido olvidar sus públicas diferencias personales. El alcalde, Juan Rodríguez, del PP, anunció que retirará la querella criminal que interpuso contra el portavoz del PA, Antonio Prats, por la supuesta comisión de nueve delitos, entre ellos uno de agresión.

Los dirigentes de los dos partidos coincidieron en definir el acuerdo como 'un ejercicio de responsabilidad' para 'desterrar la crispación política' y 'desbloquear' 14 proyectos necesarios para el desarrollo de Sanlúcar.

Gracias al pacto de gobierno, el portavoz andalucista, Antonio Prats, será el primer teniente alcalde de Urbanismo, mientras que el resto de concejales del PA se encargarán de las delegaciones de Vivienda, Deporte, Agricultura y Pesca, Cultura, y Bonanza y Algaida.

Nueva alianza

El segundo intento de gobierno entre el PP y el PA se produce un año después de la ruptura del pacto que suscribieron casi a principios del actual mandato cuando presentaron una moción de censura que prosperó contra el anterior alcalde del PSOE, Agustín Cuevas, después del caso Sanlúcar, cuando el PP denunció el intento socialista de comprar con 50 millones de pesetas al concejal del PP, Manuel Ramírez.

Este nuevo pacto se produce además unos meses después de que Juan Rodríguez presentase una querella contra Prats, al que responsabilizó de ser uno de los 'instigadores' de los sucesos que derivaron de la huelga de limpieza y que provocó que las limpiadoras retuvieran al alcalde en su despacho durante toda una noche.

Rodríguez detalló los proyectos prioritarios que el nuevo gobierno quiere ejecutar en adelante. Son la construcción del nuevo cementerio, una residencia de ancianos, el primer aparcamiento subterráneo, peatonalizar el centro, una gran superficie comercial y mejorar los accesos de la ciudad, el paseo marítimo, la limpieza viaria y los jardines.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de octubre de 2001